Foto: freeparking

¡Felicidades, tu gatita está preñada! En esta etapa su alimentación será la misma pero en mayor cantidad. Como sabes, el gato es un animal de costumbres. Si toda su vida ha comido alimento concentrado para gatos, comerá solo eso y no otra cosa, pues repite el mismo patrón.

Durante la etapa de embarazo, nosotros recomendamos brindarle suplementos vitamínicos y una vez que nacen las crías es importante que la mamá consuma calcio.A los dos meses de embarazo verás a tu gata buscar un sitio oscuro donde alumbrar. Lo hará sola y sin ayuda. En promedio, las gatas paren cuatro o seis crías y las protegen fielmente. Si hay una complicación en el momento del parto (puja mucho, da alaridos intensos y las crías no salen) llévala al veterinario.

Después del nacimiento, si la gata se sintiera amenazada por personas extrañas -aunque sean tus amistades- porque agarran a sus crías y las acarician, no esperará y las agarrará del cuello, las cambiará de sitio y las ubicará donde sienta que estarán seguras.

Al tercer o cuarto día del parto, muchas gatas dejan a sus crías y salen a pasear. Se alejan por poco tiempo, pero se ubican cerca, siempre vigilando.

A los 25 ó 30 días de nacidos los gatitos, la mamá comienza a jugar con ellos. Un ejercicio interesante mediante el cual les enseña a cazar es cuando la gata mueve la cola para que sus pequeños persigan ésta con la mirada e intenten agarrarla con sus patas.

Sin embargo, si una mamá ve que uno de sus cachorros está enfermo y no camina, lo dejará de lado. Parece un acto cruel pero entendamos que la naturaleza es así.

Reconocer el sexo del gato sin mirarlo es muy sencillo. Todos los que tienen tres colores son hembras y si hubiera un gato macho tricolor, significa que es estéril.