Si bien es cierto nuestras mascotas no celebran la Navidad pues ésta es una fecha exclusiva de los seres humanos, cuando una familia tiene un perro en casa quiere engreírlo. Entonces si deseas incluirlo en la lista de regalos y dejarle uno bajo el árbol navideño, en esta nota te damos algunas recomendaciones de cuál juguete es el ideal.

Entre las pertenencias que debe tener un perro y que deben ser personales están su cama, su plato de comida, su bebedero y su collar. Este último es importante porque incluye sus datos personales y en caso de pérdida quien lo encuentre sabrá que es un perro que tiene un hogar. Pero eso sí, para que se acostumbre a usarlo deberás colocarle su collar desde que es cachorrito porque de lo contrario más adelante no lo aceptará. El regalo más común y útil para un perro es su pelota. Con esta uno le asegura diversión al animal y, por qué no decirlo, también a su dueño, pues ambos jugarán al usarla. Esta pelota no debe ser la misma que usan los niños y menos de tamaño muy pequeño (como la que se usa con los yaxes) porque el animalito podría tragársela, lo cual sería muy peligroso pues en muchos casos se requiere de cirugía para extraerla.

Si tu perrito es un cachorro puedes regalarle huesos de carnaza o de otros materiales masticables, que le ayudarán mucho pues está en la etapa del cambio de dientes de leche por los definitivos y eso le produce picazón y fastidio.

Los juguetes de los cachorros deben ser renovados cada mes pues un juguete que hoy es su preferido les puede resultar aburrido al poco tiempo. Cuando esto sucede buscará con qué jugar y qué cosas mordisquear. Lo más probable es que lo haga con los muebles de la casa o las pertenencias de sus dueños.

Recuerda que todos los accesorios deben ser adquiridos en tiendas especializadas exclusivamente para perros, porque allí encontrarás productos que emplean materiales probados y aprobados para las mascotas. No lo acostumbres a jugar con trapos y menos aún con piedras. Estas rompen sus dientes y pueden ser tragadas.