El pasado fin de semana conocimos la lamentable noticia de que dos perros pitbull atacaron a muerte a un inocente can que se cruzó en su camino. Si bien es cierto que cuando crearon a la raza pitbull lo hicieron con el fin de convertirlos en perros de pelea, es importante recordar que el 70% de la personalidad de un perro es brindada por la crianza que le da su dueño(a), y solo el 30% de agresividad es genética.
Foto: kathy doucette

Sin embargo, el pitbull es una raza potencialmente peligrosa por sus características físicas: tiene gran fuerza de mandíbula, musculatura fuerte y tamaño grande. Con esto no queremos decir que todo pitbull es agresivo, sino que si es criado con el fin de atacar, tiene la morfología necesaria para que su ataque sea feroz.

La intención del ministerio de Salud de prohibir la crianza del perro pitbull es arbitraria pues bajo esa estigmatización de la raza, en poco tiempo también se debería prohibir la crianza del rottweiler, doberman, dogo, mastín y todas las demás razas que tengan características físicas similares.

Científicamente hablando se sabe que en la gran mayoría de los casos el carácter de una mascota depende de la crianza que le dé su dueño, pero en el día a día vemos cómo existen personas desadaptadas que gozan con la violencia y crían perros de pelea. Cuando algo fatal sucede se castiga al animal agresor –muchas veces recurriendo a la eutanasia–, pero al dueño desalmado e irresponsable ¿quién lo castiga?

Es por ello que en los casos de mascotas inmanejables y agresivas, a pesar de la buena crianza y educación recibidas (que son un porcentaje sumamente bajo) y sean o no de razas potencialmente agresivas, nosotros proponemos que se les esterilice para que no se sigan reproduciendo.

Y algo muy importante: todos los perros, y sobre todo los que pertenecen a las razas descritas como potencialmente agresivas, deben llevar collar y bozal cuando sus dueños los sacan a pasear. Esto debería normarse legalmente, y así se evitarían muchas peleas o ataques que a veces desencadenan en tristes sucesos.

Debemos criar bien a nuestra mascota desde cachorra y saber controlarla para que sea un buen animal.