Perro quemado

Crédito foto: Rodrigo Rondón

Nuestro país se está volviendo cada día más violento; pero más violento contra los indefensos. Entendiendo que en una sociedad los más frágiles son los niños, los ancianos y los animales. Desde nuestra profesión nos referiremos a estos últimos.

Y es que parece inverosímil que solo en las últimas semanas hayamos sido testigos de actos sumamente crueles contra perros indefensos. Primero, siete perros quemados vivos; luego, 25 envenenados en un barrio de Lima, y el último caso se trata de un perro asesinado de un balazo por un policía que le disparó.

En ninguno de los casos se ha sancionado y ni siquiera identificado a los agresores de cada uno de estos hechos. Para estas personas matar un animal no significa gran cosa, y lo peor es que saben que no tendrán que pagar ninguna sanción o si lo hacen será algo muy leve. En nuestro Perú, el animal es considerado una cosa y no un ser vivo. Para los delincuentes las vidas de las personas, incluso, cada vez valen menos, por eso sucede que para robar asesinan a inocentes sin ningún reparo.

Los ciudadanos no estamos asimilando la impunidad que hay. En este momento hablo como ciudadano y no solo como veterinario.

Haber quemado vivo a un perro junto a sus crías es un acto inhumano que señala a una persona sicópata, que encuentra placer en el dolor que ejerce sobre otro.

En estos días, varios medios nos han entrevistado preguntándonos ¿qué hago si a mi perro lo envenenan?, ¿qué hago si mi animalito se topa con un enfermo mental que lo quema?

Para empezar, un cuerpo con quemaduras de tercer grado en casi todo el cuerpo no tendrá esperanza. Morirá.

En caso de envenenamiento, el animal tiene que ser llevado a la emergencia veterinaria. Y en el camino puedes darle sal para que vomite pero no aceite ni leche porque complica aun más el cuadro. Además del problema de envenenamiento tendrá una neumonía por aspiración.

¿Qué deberíamos exigir como ciudadanos?

Cárcel para delitos graves y multas para delitos medianos contra la crueldad animal.

Recuerdo bien que nadie hacía caso al uso obligatorio del cinturón de seguridad mientras no se impusieron multas. Si se impone una multa obligatoria, que no sea acumulativa sino que te la cobren sí o sí. la gente acatará las leyes.

Es la única forma que seamos medianamente civilizados. Y un país civilizado se ve en la manera que cuida a sus niños, ancianos y animales menores.