avatarperro en la playaCrédito: Alvimann
Esta es la pregunta que se hace la mayoría de personas que ama la playa y tiene un perro en casa, pues quiere incluir a su mascota en sus planes de verano. Sin embargo, la respuesta es no. Aunque vemos algunos canes que pareciera que la pasan bien jugueteando en la orilla y en el mar, las consecuencias pueden ser muy malas.

Primero, porque el perro es un mamífero que también se ahoga. Aunque sabe flotar y nadar, puede meterse muy adentro del mar y ahogarse. Además, que se meta en el agua puede traer una serie de problemas como sequedad, picazón, irritación, excemas y hongos en la piel. Estos problemas se desencadenan porque luego que el perro ha estado en el agua salada no lo bañan o no le secan bien el pelaje.

Además, si le entra agua a las orejas podría desarrollar una infección, conocida como otitis, que es sumamente dolorosa. El agua de mar también puede provocar picazón y ardor en los ojos, provocándole una infección conocida como conjuntivitis. Y si se rasca con las patas podría provocarse heridas (úlceras).

Por otro lado, la arena quema y obviamente los canes no usan calzado para proteger sus patas del inclemente sol.

También es cierto que el perro es un animal muy sensible al golpe de calor. Su temperatura normal es de 40 grados pero si sube a 42 es difícil controlarla. Si este problema sucediera, rocíale agua fría para que disminuya su temperatura corporal, pero si no ves mejoría alguna llévalo a su veterinario.

Evidentemente, no hay lugar permitido para que los perros hagan sus necesidades, así que lo hará en la arena, dejando sucio el espacio que es compartido por varias personas.

La playa es el lugar más concurrido por la población en verano. Son tantas personas que van a tomar sol, bañarse o jugar en la playa que por más que nuestro animalito no sea agresivo, le genera estrés estar en medio de tanta gente. Se pone a la defensiva y podría morder si se siente amenazado por un extraño.

En su bondad las personas tratan de humanizar a sus mascotas. Piensan que lo que a ellos les gusta también gustará a su animalito, pero no es así. Ya vimos cuántos problemas, sobre todo de salud, pueden adquirir los perros si hacemos caso omiso de estas recomendaciones. Por eso, si quieres ir a la playa con tus amigos, familia o incluso solo, lo mejor será que dejes a tu mascota en casa.