Crédito: Jade

Crédito: Jade

Mientras los animales sean considerados cosas y no seres vivos no tendrán ninguna protección porque mientras no hayan penas severas los maltratadores saben que sus crímenes quedarán impunes.

Todo maltratador de animales no es una persona sana. Empieza dañando a los seres más indefensos y con seguridad, con el tiempo, hará daño a un niño, a un anciano o a otro ser humano. No solo hablamos de hombres sino también de mujeres. Esto no es una cuestión de género sino de mentes insanas, con los instintos más bajos para producir dolor en seres indefensos.

Seguimos afectados tras ver las imágenes en las que un psicópata (porque no creo que haya otro término para asignar a este individuo) le corta la cabeza a un cachorrito y luego publica el video en las redes sociales para dar a conocer su “hazaña”. ¿Cómo es posible que pueda disfrutar de cometer un acto tan cruel? Si este sujeto no es controlado ni sancionado por nadie es altamente probable que su problema de sadismo progrese.

Otro acto cruel sucedió en Huancayo, donde una mujer acuchilló a un perro porque le había robado un pedazo de carne. Esto solamente cabe en mentes enfermas que no distinguen entre el bien y el mal. Pienso que la única manera de controlar esos actos crueles y sádicos que aumentan día a día es con castigos severos. Sean multas muy altas o penas privativas de la libertad.

Ejemplos son muchos, más de los que quisiéramos saber, por eso nuevamente pedimos unirnos en esta cruzada para promover la ley contra el maltrato animal, que busca que las personas que agredan a mascotas o animales silvestres en cautiverio sean penalizadas y no solo sancionadas con ‘días multa’ como considera la Ley N° 27265 en la actualidad.

En la clínica veterinaria Rondón (Pedro Venturo 104, Surco) también tenemos los planillones para que firmes por esta justa causa a favor del proyecto de penalizar cualquier acto cruel en contra de nuestros hermanos menores. Se requieren 80 mil firmas. Seguro firmaremos miles más.