incubadora2

Crédito foto: Alicia Capurro

 

Los cachorros, tanto perros como gatos, nacen luego de un promedio de 64 días, pero cuando el parto se adelanta dos o tres días hace una gran diferencia en el desarrollo del animalito. Es como si naciera un bebé sietemesino en el caso de un humano.

Entonces, cuando el parto se adelanta, todavía no han terminado de formarse algunos órganos. El cachorrito nace, pero a veces no puede respirar bien o amamantarse correctamente. También se dan situaciones en que el cachorro ha sido abandonado por la madre o ésta ha fallecido y requiere cuidados especiales.

En cualquiera de estos casos es necesario usar una incubadora, en donde el cachorro podrá terminar su crecimiento. Colocamos a los pequeños animalitos ahí durante unos cinco o seis días. Esta incubadora los ayuda a respirar y a que tengan la temperatura ideal. Ahí también los alimentamos.

En casos en que sí hay mamá, la ponemos en una jaula junto a la incubadora, y sacamos al cachorro para que lo amamante y luego se le vuelve a poner en el lugar.

La incubadora también la usamos en casos en que las mascotas tengan fuertes problemas respiratorios. Por ejemplo, a los gatos que presentan un cuadro asmático se les puede dar tratamiento ahí, poniendo remedios en la incubadora para nebulizarlos.