Crédito foto: Youtube

Crédito foto: Youtube

Otro acto de crueldad. La semana pasada supimos del caso de un cachorrito que fue encerrado por su dueño en un ‘locker’ de un supermercado para que éste pudiera hacer sus compras. La denuncia se dio a conocer gracias a una ciudadana que registró el hecho con su celular y lo publicó en su Facebook.

En un principio, los trabajadores del lugar se negaron a abrir el casillero sin la presencia del dueño de la mascota, pero finalmente lo hicieron. Al pequeño animal se le encontró temblando y mojado por su propia orina. El sujeto que dejó al animal encerrado, apareció luego de unos minutos y se lo llevó sin ningún problema.

¿Qué hubiera pasado de dejar al cachorrito más tiempo encerrado?

Es notorio que el animal salió nervioso, temblando, orinado y estresado. Se trata de un perrito de meses de nacido que se quedó encerrado en un espacio oscuro en su totalidad y sin ventilación. El temor del momento debe haber sido intenso. De haber sido verano, hubiera sido alta la probabilidad de que el animalito saliera sin vida.

El perro es un animal que tiene una temperatura corporal de entre 37,5 a 38.5 grados. Cuando la temperatura sube y dejamos a nuestro animalito en un lugar cerrado, su cuerpo puede llegar a los 42 grados y sufrir un golpe de calor. Y si no logramos bajar esta temperatura en minutos empezerá a convulsionar, entrar en shock e incluso morir.

La ley contra el maltrato animal recientemente aprobada podría dar cárcel (de tres a cinco años) a quienes maltraten y/o causen su muerte. El ejecutivo tiene hasta 30 días para promulgar la ley.