31 de octubre del 2020 °C
Administra tu carrera y tu marca personal

¿Y tu gente, qué?

Domingo en la noche. Miguel, un joven y brillante ejecutivo, revisa mentalmente su agenda de la semana. Le han encargado presentar el plan comercial para su producto estrella y eso lo tiene muy motivado. El lunes por la mañana, mientras lee el diario, descubre sorprendido que su empresa fue vendida. Él no sabía nada al respecto y se siente traicionado. Lo embarga la incertidumbre y su foco de preocupación pasa a ser, como es lógico, su futuro profesional, el de su personal y el impacto que esta operación tendrá en la vida de todos. Como él, en su oficina todos sienten ansiedad, tensión, rabia, miedo y decepción. Miguel logra cumplir su agenda con bastante esfuerzo ya que, en lo más íntimo, los retos, el mercado, la competencia y los clientes pasan a ser ahora segunda prioridad frente a la gran pérdida que siente: ¡Su futuro tal y como lo tenía planeado no va más! Mientras tanto, los gerentes se abocan a resolver los 'prioritarios' temas operativos, funcionales y financieros, e insisten en comportarse como si nada hubiera pasado. Tratan los temas de recursos humanos desde una perspectiva numérica y a puertas cerradas, al tiempo que esperan que las cosas "se calmen por sí solas" ya que "el tiempo lo cura todo". Creen que anunciando que no habrá muchos despidos la gente estará tranquila. Seguir leyendo...

Consejos para entrevistarse exitosamente

Durante una entrevista de trabajo usted probablemente se sentirá algo nervioso y preocupado por responder bien las preguntas que le hace el entrevistador. La mejor manera de minimizar este estrés es preparándose para contestarlas bien y con seriedad. Aquí algunas de las preguntas típicas que le pueden hacer en una entrevista: 1. Hábleme de usted. Esta es una de las preguntas clásicas. Si usted no está bien preparado, puede serle muy difícil contestar. Muchos entrevistadores quieren saber si es capaz de sintetizar de manera secuencial y ordenada su vida y experiencia profesional. Deberá preparar un breve resumen de aproximadamente 250 palabras (media página, no más), que incluya: - Una breve introducción donde mencione lo que estudió y dónde. - Un breve resumen, dónde ha trabajado y su más reciente experiencia laboral. - Mencione algunos de los resultados más saltantes de sus logros o del valor que agregó desde su última posición. Recuerde que sus fortalezas se ven reflejadas en los resultados o logros conseguidos. Su respuesta a esta pregunta inicial le da la oportunidad de dirigir la entrevista hacia donde usted quiere llevarla, siempre y cuando se centre en resaltar sus fortalezas. Si bien debe preparar sus respuestas de antemano, es fundamental mantener un tono coloquial durante la conversación. La idea es que la entrevista se convierta en un diálogo y evitar dar la impresión que se ha aprendido un guión preparado de antemano. Seguir leyendo...