Durante una entrevista de trabajo usted probablemente se sentirá algo nervioso y preocupado por responder bien las preguntas que le hace el entrevistador. La mejor manera de minimizar este estrés es preparándose para contestarlas bien y con seriedad. Aquí algunas de las preguntas típicas que le pueden hacer en una entrevista:

1. Hábleme de usted. Esta es una de las preguntas clásicas. Si usted no está bien preparado, puede serle muy difícil contestar. Muchos entrevistadores quieren saber si es capaz de sintetizar de manera secuencial y ordenada su vida y experiencia profesional. Deberá preparar un breve resumen de aproximadamente 250 palabras (media página, no más), que incluya:

- Una breve introducción donde mencione lo que estudió y dónde.
- Un breve resumen, dónde ha trabajado y su más reciente experiencia laboral.
- Mencione algunos de los resultados más saltantes de sus logros o del valor que agregó desde su última posición.

Recuerde que sus fortalezas se ven reflejadas en los resultados o logros conseguidos. Su respuesta a esta pregunta inicial le da la oportunidad de dirigir la entrevista hacia donde usted quiere llevarla, siempre y cuando se centre en resaltar sus fortalezas.

Si bien debe preparar sus respuestas de antemano, es fundamental mantener un tono coloquial durante la conversación. La idea es que la entrevista se convierta en un diálogo y evitar dar la impresión que se ha aprendido un guión preparado de antemano.2. ¿Qué sabe de nuestra empresa? Si se ha tomado la molestia de hacer una investigación seria sobre la empresa mediante su red de contactos, lecturas e Internet, estará en condiciones de conversar sobre los productos y servicios de la compañía, su cultura organizacional, los desafíos que enfrenta, entre otros. Visite las tiendas, locales o agencias y fórmese impresiones propias de la empresa, si es posible hacerlo. Sin embargo, es importante que se maneje con modestia, ya que no debe dar la impresión que sabe todo sobre la organización. Sus respuestas deben trasmitir la idea que se ha tomado el tiempo para conocer un poco mejor a la empresa sin dar la impresión de ser un sabelotodo.

Es importante establecer que a pesar de haber hecho una breve investigación, está deseoso de conocer aún más de acerca la organización. Debe estar preparado para hacer preguntas inteligentes.

3. ¿Por qué quiere trabajar con nosotros? Con esta pregunta el entrevistador quiere conocer su grado de motivación para unirse a la empresa. Hable de lo entusiasmado que está por la idea de trabajar con la empresa. Puede mencionar el hecho que el giro del negocio le es muy atractivo, o que la cultura le gusta o que la reputación le genera admiración. Hable de su interés real (no mienta ni exagere jamás) y mencione que sus fortalezas, habilidades y experiencia de trabajo son ideales en su opinión para el puesto. Su respuesta también debe reflejar el deseo de contribuir con el desarrollo de la empresa y su propio desarrollo profesional.

4. ¿Por qué dejaría su puesto actual o por qué salió de su último empleo? Esta pregunta debe contestarse de manera breve y concisa. No actúe a la defensiva ni racionalice mucho, ya que lo único que conseguirá será marear a su entrevistador. Si usted perdió su último empleo por reducción de personal, dígalo. Si usted quiere cambiar de trabajo, explique sus razones, no en términos de insatisfacción, sino enfocándose en las diferentes contribuciones que pueda aportar a la empresa y su deseo de aprender cosas nuevas y desarrollarse. Sea siempre honesto y positivo en todas sus respuestas.

5. ¿Por qué debemos contratarlo? Su respuesta debe estar basada en el conocimiento que tiene del puesto. Debe saber expresar exactamente qué es lo que puede ofrecer en términos de ventajas competitivas para satisfacer las necesidades del puesto.
Converse sobre sus logros en áreas o trabajos similares. Cite ejemplos de su currículum. Si tiene una habilidad especial que lo diferencia de otros, este es el momento de mencionarla. Hable con entusiasmo de su capacidad de contribuir, ¡pero cuídese de sonar arrogante o sobrado!

6. ¿Cuál es su trabajo ideal? Con esta pregunta el entrevistador quiere conocer qué es lo que le gusta hacer y para qué tipo de trabajo se considera usted bueno. El entrevistador desea conocer cómo encajan sus habilidades e intereses con el puesto. Por lo tanto, todas sus respuestas deben estar relacionadas a resolver claramente esa pregunta. Una forma práctica de enfrentar esta pregunta es desagregando el tipo de actividades que usted quisiera realizar, en el tipo de “cultura” empresarial donde usted encaja mejor. ¡Y ojalá lo que usted responde esté alineado con la empresa en la que se está entrevistando!
Para esto es indispensable haber realizado una investigación seria y profunda sobre la
empresa. No improvise, prepárese a fondo.

7. Describa la decisión más difícil que ha enfrentando en su historia laboral. Para responder esta pregunta, busque una decisión que realmente le fue difícil tomar y que, por cierto, haya sido acertada. Describa detalladamente el proceso de decisión, la gente a la cual consultó y cómo integró a su decisión dichos consejos. Explique cómo evaluó el impacto de su decisión sobre el personal y la empresa. Expláyese acerca de cómo manejó los aspectos positivos de su propuesta y cómo minimizó los posibles aspectos negativos y reacciones adversas.

8. ¿Dónde se ve usted en los próximos 5 años? Esta es una de las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo. Asegúrese que su respuesta esté relacionada a la compañía que lo está entrevistando en vez de responder en forma genérica. Proponga ambiciones realistas.
Es bueno mencionar que sus metas inmediatas son las de desempeñarse con éxito en la posición que ofrecen y que tiene confianza en desarrollarse profesionalmente dentro de la empresa, a medida que se abran nuevas oportunidades de trabajo.

Asegúrese de preguntarle al entrevistador cuál es la línea de carrera dentro de la empresa para un profesional que logre excelentes resultados en el puesto. Y recuerde, hable de sí mismo, de sus logros y de sus ganas de contribuir con entusiasmo y energía, pero jamás mienta ni exagere. ¡Suerte!