16 de febrero del 2020 °C
Administra tu carrera y tu marca personal

¿Trabajar es un castigo?

Foto: Michelle Brea Me encuentro muchas veces con jóvenes que ven el trabajo diario como un castigo. Se levantan cada día cansados y molestos, ven el trabajo como una carga, como un sacrificio, como un medio solo bueno para pagar las cuentas y afrontar las responsabilidades. Están de entrada tan hartos que muchas veces ya no ven su trabajo como una oportunidad de crecer, de aprender cosas nuevas. Menos aún, como una oportunidad de ser relevantes o importantes en lo que hacen: se sienten atrapados, en un callejón sin salida. El trabajo puede y debe ser idealmente una fuente de realización personal. Sé que al leer esto muchos de ustedes deben estar pensando “es fácil para ella hablar así, tiene un trabajo que le gusta”, “en el Perú los trabajos no sobran y hoy menos que nunca”, “el resto tiene que aceptar lo que hay”, “yo no me puedo dar el lujo de buscar algo que me gusta y si buscara, no me lo darían a mí”; “en qué mundo vive esa señora”. Luego de más de 16 años trabajando con miles de personas de todos los niveles y de muchos sectores, yo sí creo que todos podemos aspirar a darnos “ese lujo”. Seguir leyendo...