28 de febrero del 2020 °C
Administra tu carrera y tu marca personal

Perú honesto

Foto: Ernesto Arias / Archivo El Comercio Siempre admiré la estrategia de tolerancia cero ante faltas "menores" de incivilidad que devolvió la seguridad a Nueva York en los años 80. Esa estrategia cambió la permisividad e indiferencia de la ciudadanía ante lo que estaba dispuesta a tolerar. Ahora me pregunto: ¿estamos los peruanos dispuestos a dejar de tolerar definitivamente a quienes infringen normas éticas, por menores que estas parezcan? En todos los ámbitos de nuestra nación abundan quienes son ejemplo de corrección, ética, mesura y honestidad. Pero también hay quienes cometen a diario actos de corrupción "menor", si así se los puede llamar. Desde el convencional coimero, pasando por el que oculta información relevante o el que cobra por mentir, al que vende "gato por liebre", o incumple su palabra, hasta el que ofrece servicios o productos con gruesos conflictos de interés entre sí. Otros quieren definir su propio umbral de ética según sus propios intereses económicos. Seguir leyendo...

Todo vale en las entrevistas

Vea también: Cómo hablar de nuestras debilidades en una entrevista de trabajo Errores típicos cuando uno habla de sus debilidades en una entrevista Cómo prepararse para hablar de nuestras fortalezas en una entrevista Cómo evitar la arrogancia en una entrevista Cómo manejar los diversos tipos de entrevistas Cómo manejar nuestras referencias ¿Cómo generar la química en una entrevista? Lea también: Consejos para entrevistarse exitosamente Seguir leyendo...

Empresario de ti mismo

Ya sabemos que más del 90% de los peruanos soñamos con ser empresarios. Todos quisiéramos tener nuestra empresa para ser nuestros propios jefes, ser dueños de nuestro tiempo y de nuestra vida, ganar mucho dinero y no tener que responderle a nadie. Sin embargo, los que tenemos un trabajo dependiente tenemos la opción de reconocer que nuestra carrera es nuestro mejor negocio propio y de manejarla como tal. Es más, son las personas exitosas las que así manejan su carrera, como si fuese su propio negocio. De esa manera además, tienen mejores posibilidades de elevar permanentemente su empleabilidad en el mercado de trabajo, tienen el poder de decidir sobre su proyecto de carrera profesional y ser dueños de su destino laboral. Siendo más empleables tienen más opciones de carrera, tienen más demanda por sus servicios profesionales (dentro y fuera de la empresa donde pueden estar trabajando) y por tanto, mayor nivel de satisfacción con su opción de trabajo dependiente. Seguir leyendo...