En esta era globalizada, en donde la inmediatez y la tecnología son parte de nuestras vidas, el estar bien informado es una tarea que compete a todos por igual. El nivel de profesionalismo que uno puede tener también se ve reflejado en el grado de conocimiento que uno posee con respecto al acontecer nacional e internacional. Y la mejor manera de lograr esto, es priorizando nuestras actividades cotidianas, es decir, que si uno se cepilla los dientes después de cada comida, también debe leer o escuchar las noticias todos los días.