Quienes tienen un alto nivel de empleabilidad tienen más “jale” laboral y más acceso a mejores oportunidades. Son más valorados en su trabajo y logran mejores colocaciones que quienes no se han preocupado por ser más empleables o mejorar su perfil profesional…..