Cuando somos pequeños muchas veces nos enseña a no preocuparnos por lo que dicen los demás sobre nosotros. Sin embargo, aunque debemos conservar nuestra autenticidad, también debemos pensar en cómo es que los demás nos ven, especialmente en temas laborales. ¿Cómo te ve el resto? ¿Qué es lo que dicen de ti?