El mercado laboral peruano viene evolucionando rápidamente. Vale la pena revisar algunas impresiones que hay sobre él para ver si son ciertas o falsas*1. Mito:* El crecimiento ha generado una batalla por el talento. Verdadero. Por eso la importancia de tener claras y bien comunicadas las estrategias de retención, sobre todo de los considerados recursos estratégicos de la organización. La batalla por el talento en un ambiente de gran movilidad la ganan las empresas reconocidas como buenos lugares para trabajar.

*2. Mito:* El crecimiento de la economía protege mejor el empleo ejecutivo. Falso. El crecimiento da a las empresas recursos para cambiar o mejorar los perfiles de sus cuadros y ajustarlos a la competencia. También para adquirir o vender empresas e invertir en organizarse más eficientemente. Todo ello genera mayor rotación.

*3. Mito:* Están en riesgo de perder sus trabajos quienes no se mantienen vigentes. Verdadero. Pero también están expuestos aquellos con perfiles y reputaciones “ideales”. Nadie puede sentirse plenamente seguro en su posición, ya que la situación competitiva de ninguna empresa se mantiene estática.

*4. Mito:* Si un ejecutivo no recibe la llamada de una empresa de selección al menos cada tres años, debe preocuparse por su nivel de empleabilidad. Verdadero. Los logros y resultados cuantificables, así como los perfiles actualizados son clave para la empleabilidad. También lo son la imagen y reputación, las relaciones, contactos y la vigencia de la marca personal.

5. Mito: Un despido puede acabar con una ascendente carrera profesional. Falso. Con el adecuado apoyo profesional, el 90% de las personas se recolocan con posiciones iguales o mejores que antes.

*6. Mito:* Es riesgoso invertir en cambiar “el sistema operativo” mental de los empleados hacia una cultura de empleabilidad, ya que se irán con más facilidad. Falso. La decisión de algunos de mantener a sus empleados en la falsa ilusión del trabajo seguro pone en riesgo la competitividad del negocio. Fomentar una cultura donde los empleados se hacen cargo de su vigencia y autodesarrollo impacta muy positivamente su productividad y compromiso.

*7. Mito:* Los empleados renuncian por ofertas de más dinero. Falso. El dinero es importante, pero la decisión de irse está más vinculada con la falta de satisfacción con el jefe, el clima laboral o con las oportunidades que les ofrece, así como con la falta de reconocimiento. El jefe es el responsable del 70% de las renuncias.

*8. Mito:* La estabilidad laboral protege del desempleo. Falso. La “sensación” de estabilidad está asociada a la complacencia y un menor esfuerzo de autodesarrollo que hace a los empleados muy vulnerables en caso deban o quieran buscar otro trabajo. Requiere integridad explicar con claridad la verdadera naturaleza de la relación laboral, ya que ninguna organización puede garantizar trabajo seguro: la relación dura mientras les convenga a ambas partes, no más.

*9. Mito:* Una jubilación exitosa necesita fundamentalmente de dinero. Verdadero. Pero también es vital tener un plan de vida que contemple el manejo del tiempo, la adrenalina, los retos, las relaciones y la autovaloración, ya que el retiro puede ser una etapa solitaria y poco estimulante para los trabajadores que no la planearon adecuadamente.

*10. Mito:* Estudiar un MBA o una maestría a los cincuenta ya no vale la pena. Falso. A más edad es más importante estudiar, actualizar el perfil y generar resultados cuantificables para mantener la vigencia y el “jale” laboral. ¡Y hacerlo se siente, además, muy bien!