En los últimos meses, muchos profesionales y ejecutivos se han acercado a preguntarnos sobre el impacto de las redes sociales en su marca personal y en su empleabilidad. ¿Cómo nos afecta la forma en que manejamos las redes? ¿Es cierto que los reclutadores o profesionales de RR.HH. buscan y deciden en función a lo que miran en ellas? A nivel internacional, sabemos de estudios que hablan de la creciente importancia de las redes sociales. Sin embargo, en nuestro país no encontrábamos una referencia clara sobre su incidencia en la empleabilidad. Ante ello, Jimena Mendoza, gerenta de proyectos de Lee Hecht Harrison-DBM Perú, realizó una investigación que recogió la data de 1.286 ejecutivos de todos los sectores, niveles jerárquicos, especialidades y edades en el Perú.

Los resultados son claros y reveladores. En primer lugar, hablemos de la presencia. ¿Quiénes están en las redes? De todos los encuestados, el 87% (92% en el caso de mujeres) declaró estar en ellas. Al centrar la pregunta hacia los ejecutivos de RR.HH., encontramos que el 100% participa en redes sociales.

Si analizamos su uso en el mercado laboral, encontramos que el 78% de los encuestados cree que las redes sociales son utilizadas para la búsqueda de talento y el 45% afirma usarlas para este fin. ¿Y qué dicen los ejecutivos de RR.HH.? El 71% afirmó utilizarlas para sus búsquedas, especialmente para buscar jefaturas y gerencias medias, aunque también para cargos de mayor nivel.

Esto confirma lo que sabíamos: estar presente en las redes sociales sí es una ventaja sobre aquellos que no lo están, sobre todo si se busca cambiar de trabajo o recolocarse.

Pero, ¿cómo estar presente? La naturaleza propia de las redes hace que Facebook (y también Google ) sea percibido y usado por los encuestados para socializar, Twitter para encontrar información y LinkedIn para buscar trabajo y reclutar personal.

Sin embargo, nuestra investigación reveló que este tipo de manejo podría inducir a un error. Veamos: el 60% afirma haber buscado referencias sobre posibles candidatos en las redes sociales. De ellos, el 92% buscó referencias en LinkedIn y el 68% las buscó en Facebook (11% lo hizo en Twitter).

¿Cual sería el error? Descuidar nuestra marca en Facebook: mientras que para el 90% la información encontrada en LinkedIn influenció de una manera positiva, en Facebook esta cifra llegó a apenas un 60%. ¡Es decir, el 40% tuvo una impresión negativa!

Se hace evidente entonces la importancia de cuidar nuestra marca personal también en Facebook, red que pocos ven bajo la luz de vitrina profesional, al asociar su uso exclusivamente a contenidos más personales o sociales.

Muchas de esas malas referencias son causadas por formas negativas de expresarse o de interactuar con otros. Sin querer o sin darse cuenta, algunos muestran su peor lado (o su lado menos consecuente con su proyecto de carrera), sin medir el impacto que esto tendrá en la percepción de su imagen y en su vida laboral presente y futura.

La conclusión, aunque evidente, no deja de ser poderosa: debemos cuidar la coherencia de nuestra marca personal en el mundo físico y el digital. Las redes son vitrinas públicas desde donde, querámoslo o no, nos miran, juzgan y evalúan, y tienen consecuencias muchas veces insospechadas para nuestra marca personal, nuestro proyecto de carrera y nuestra empleabilidad.