Siempre debemos tener cuidado de cómo nos expresamos a través del contacto directo o de las redes sociales, ya que si lo hacemos de una manera muy negativa podemos terminar proyectando una imagen negativa y afectando a nuestra marca personal.