Muchas veces nuestra vida privada puede afectar de forma negativa nuestro desempeño en el trabajo y peor aún, nuestra actitud. Lo que queda claro es que estos dos ámbitos de nuestras vidas están sumamente relacionados y lo que sucede en uno de ellos podría afectar el otro. Aquí algunos ideas para evitor que nuestra vida personal pueda afectarnos en el plano laboral.