Hace poco me preguntaban sobre qué hacer en una entrevista de trabajo cuando el entrevistador es una persona intimidante o que nos acosa con preguntas incómodas. En las entrevistas todo vale. Eso no significa que pueden ser incorrectos o poco éticos, pero a veces el ponernos bajo presión es una técnica para saber cuánto podemos salir adelante y cuánto podemos no achicarnos ante un entrevistador que puede ser a veces hasta amenazante. ¿Qué se hace en esas circunstancias?