Todos hemos crecido con los juegos de Mario. Algunos dejamos sus aventuras en la época del Nintendo 64 cuando nos esforzamos por conseguir las 120 estrellas del juego y encontrar a Yoshi que estaba en el techo del castillo. Luego de eso, Mario tuvo otras aventuras como Super Mario Sunshine en Gamecube y la saga de Paper Mario para Nintendo 64, Gamecube y Wii. Hoy se lanza en Estados Unidos el último juego del plomero italiano: Super Mario Galaxy.

El juego se asemeja mucho a Super Mario 64, en el sentido de recolectar estrellas. Es más, en este juego también existen 120 estrellas y al ir encontrándolas iremos abriendo los distintos niveles (en este caso galaxias) del juego. El castillo ha pasado a ser una especie de observatorio espacial que será el lugar desde donde comenzaremos nuestra aventura en busca de la princesa Peach, quien ha sido raptada por el malvado Bowser, que decidió llevársela fuera del planeta.

El sistema de juego es quizás la piedra angular de la consola. Esta vez moveremos a Mario usando el stick del nunchaku, saltaremos con A, accederemos a algunas opciones especiales con B y haremos un spin attack agitando el nunchaku.

Visualmente, el juego se ve muy bien trabajado. Las texturas y en general los escenarios de cada galaxia las hacen peculiares entre sí y conservan ese toque de alegría y de fantasía que caracterizan a los juegos de Mario. Las peleas con los jefes de turno no podían faltar y en especial el enfrentamiento con Bowser.

Una característica interesante es que existe la posibilidad de jugar con otra persona, aunque solo se encargaría de “stunear” a los enemigos y facilitarle las cosas al jugador principal. Quizás Nintendo se anime a crear un sistema cooperativo más elaborado para la próxima entrega de Mario en Wii, ahora que los co-op games han renacido con tanta fuerza.

Aquí les dejo un video que muestra la obtención de una estrella en uno de los primeros niveles del juego.