En la industria de los videojuegos (que este año llegará a facturar 45 mil millones de dólares, convirtiéndose así en la más importante en cuanto a entretenimiento se refiere) el campo laboral es bastante grande. Uno de los puestos más importantes es sin duda el que tienen los diseñadores y animadores. En el Perú existe la posibilidad de aprender estas carreras, luchando contra las limitaciones del medio. Uno de estos lugares de entrenamiento es la Escuela de Arte Digital (EAD).

Me reuní con Winston Arcos, también conocido como Tribal en el ámbito del gaming, y conversamos un poco sobre este tema. Él estudia desde el verano en la EAD y ya ha logrado resultados muy satisfactorios. Primero se deben estudiar los temas básicos, como los fundamentos de 3D Studio Max y algunas otra herramientas y luego se pasa a cursos más especializados.

El diseño de videojuegos tiene, a grandes razgos, dos grandes áreas: el diseño y la programación. Lo que se logra en la EAD y otras escuelas del medio es conocer y profundizar temas referidos al primer punto. Estos conocimientos son aplicables también a temas como creación de cortometrajes o campañas publicitarias. En el medio local, muchas empresas y canales de televisión han incorporado esta nueva opción y la tendencia va en aumento.

También conversé con Carlos Meoño, el consultor educativo de la EAD, y me expresó que cuentan con un estudio de animación, llamado StudioEAD, en el que ya realizan animaciones para diversos medios. Actualmente, cuentan con una buena infraestructura con computadoras Mac y PC de última generación en ambientes adecuados.

La animación 3D en el Perú ha venido surgiendo a lo largo de los últimos años, en especial desde el estreno de Piratas en el Callao (la primera película en 3D de Latinoamérica). Sin embargo, estamos muy lejos de lo que hace Pixar (en especial con Wall-E) u otras compañías de la industria. En el campo de creación de videojuegos, la situación es similar, pues si bien existen esfuerzos peruanos, el nivel de los grandes estudios como Konami o Capcom también pasa por un tema monetario que en el caso del Perú será muy difícil igualar. Sin embargo, la globalización e Internet hacen que un diseñador gráfico peruano sea capaz de establecer contacto con empresas extranjeras y trabajar a miles de kilómetros de la misma. Esa opción, y la de crear una industria local competitiva, son a las que se debe apuntar en paralelo.

La Escuela de Arte Digital está ubicada en la Avenida Benavides 735 y pueden comunicarse con ellos a través del teléfono 444 0742.