A propósito de Little Big Planet, escribí este pequeño artículo para Escape hace unas semanas. Es un juego que además de tener un amplio aspecto social, se deja jugar una y otra vez. Un juego imperdible para los usuarios del PlayStation 3.

Little Big Planet es un juego en el que se nos ofrecen, además de una aventura original y horas de entretenimiento, las herramientas necesarias para diseñar niveles y exprimir al máximo nuestra creatividad.  Este título exclusivo para el PlayStation 3 ha sido esperado con mucha expectativa desde su primera aparición en una conferencia realizada en el año 2007.

Cuenta con un personaje principal llamado Sackboy, que podrá ser modificado tanto en su apariencia física como en su actitud dentro del juego. Él tendrá la dura tarea de transformarse en el ícono de la consola de Sony para los años que vienen, algo que en Nintendo, la compañía rival, es hecho por el clásico Mario desde hace mucho tiempo.

La creación de niveles se realiza a través de un sistema bastante intuitivo, con el que podremos incluir obstáculos, enemigos y objetos mecánicos, entre otros. Estos niveles podrán ser compartidos a través de la PlayStation Network. Asimismo, será posible jugar hasta con tres amigos al mismo tiempo, a través del modo cooperativo en línea.

El juego ha sido catalogado como uno de los más originales del catálogo del PlayStation 3, y algunos opinan que pronto, cuando un diseñador de videojuegos se presente ante una compañía, este tendrá que llevar un nivel realizado en Little Big Planet como una muestra de su trabajo. La posibilidad de exponer nuestras creaciones y obtener comentarios sobre ellas, hacen que se forme una comunidad virtual alrededor del juego, similar a lo que sucede en portales como Facebook o Hi5, lo que contribuye a la inmersión por parte del usuario. Definitivamente, es uno de los mejores lanzamientos del año y quizás el juego que tanto necesitaba Sony para despegar por completo en la actual lucha por convertirse en la mejor consola de la nueva generación.

Acá les dejo un video con un nivel creado por un usuario, basado en el juego Mirror’s Edge.