En el último episodio de CO-OP (el genial show de videojuegos de Revision 3) uno de los presentadores confiesa que nunca había jugado Super Metroid, algo que para uno de sus compañeros resulta insólito, por lo que encuentra un SNES, un cartucho del mencionado juego y lo obliga a terminarlo. Esto me hizo pensar en los juegos que nunca llegué a jugar (o a terminar) y a preguntarles cuáles han sido los suyos.
En primer lugar, debo admitir que nunca fui muy cercano a la serie de Zelda. Recuerdo que en algún momento tenía el cartucho de Link’s Awakening para el Game Boy Color, pero lamentablemente la consola, que me la estaba trayendo mi tía desde Estados Unidos, le fue robada en el aeropuerto por algún pillo y nunca pude jugarlo, por lo que terminé vendiéndolo en Polvos Rosados.
Años más tarde, tras sufrir un desencanto por el Nintendo 64, opté por venderlo sin jugar antes Ocarina of Time, considerado por muchos como el mejor juego de la historia. Traté de jugarlo en la computadora a través de emuladores, pero nunca fui lo suficientemente constante como para avanzar en el juego. Quizás por ello me siento perdido cada vez que mis amigos hablan de temas como lo difícil que fue el Templo del Agua o las diferentes melodías de la ocarina.
También lamento no haber llegado a la serie Dragon Quest hasta su versión número ocho para el PlayStation 2. Siendo un amante de los RPG japoneses (y de los diseños de Akira Toriyama), esta serie me hubiera resultado tan interesante como los juegos de Final Fantasy. Sobre estos últimos, siempre recuerdo con molestia que en Final Fantasy VIII nunca logré terminarme el juego, ya que cuando llegué al encuentro final con Ultimacia, el juego se rayó y nunca pude derrotarla, luego de que me había pasado horas en alcanzar el nivel 100 con todos los personajes.
Finalmente, me apena no haber jugado en su momento la espectacular serie de Monkey Island y varias otras aventuras gráficas que según mis amigos, marcaron sus infancias. Recién las jugué cuando tenía 15 o 16  años, pero creo que la sensación no fue la misma.
Estos han sido los juegos que más me arrepiento de no haber jugado o terminado en su momento, ¿cuáles han sido los suyos? ¿sienten que tienen alguna deuda pendiente con un juego?