Uno de los lanzamientos exclusivos más importantes para el PlayStation 3 llegó al mercado hace un par de semanas. Las expectativas eran muy grandes para el estudio responsable, el estudio Santa Mónica, que con un nuevo director, tenían un gran reto por delante. A continuación, mi reseña de “God of War 3″.

Estaba jugando “Final Fantasy XIII”, pero como intuía que aún me iba a demorar un par de semanas más en acabarlo, decidí hacer un paréntesis y empezar “God of War 3″, que fue un lanzamiento tan esperado como el título de Square Enix. Los anteriores juegos de la saga me gustaron mucho, en especial por el diseño de personajes, las opciones de combate y la mitología griega como marco para la historia. Esta nueva entrega repite la fórmula a la perfección, dándonos más de todo lo que nos gustó de los juegos anteriores e incluyendo algunas características nuevas al ‘gameplay’.
La historia del juego empalma con la de su predecesor, con Kratos (el personaje principal de la serie) y Gaia yendo a asaltar el Olimpo de Zeus, Poseidón, Apolo y compañía. Tras unas primeras secuencias realmente espectaculares, caemos al Averno, de donde Kratos tendrá que buscar una salida y luego, encontrar la forma de derrotar a su padre Zeus y cobrar venganza. Esta es a grandes rasgos la historia de “God of War 3″. No obstante, las tramas de los personajes secundarios también son interesantes y contribuyen a la historia principal. Algunos de los más importantes son Hefesto, Pandora, Dédalo, o Hermes. 
Los Titanes, quienes son una parte clave de la historia, son colosales. Cada enfrentamiento está muy bien planteado por el equipo técnico y da la sensación de que en realidad estamos luchando contra un enemigo de proporciones gigantescas, similar a los que se pudo apreciar con Cronos en el juego anterior.
Con respecto a la parte gráfica, “God of War 3″ tiene un acabado excelente, tanto para los personajes como para los escenarios. Solo tuve un par de momentos en los que el framerate bajó un poco a causa de la gran cantidad de elementos que estaban en la pantalla, pero no fue algo muy significativo. Los videos utilizados en algunas secuencias para mostrarnos historias de la mitología griega o momentos de los anteriores juegos, también están muy bien realizados y van con el estilo del juego. El sonido es uno de los puntos claves, no solo por la excelente banda sonora, sino por las voces de los personajes. Un dato curioso es que la voz de Hércules fue hecha por el mismo actor que hacía ese papel en aquella serie de los noventa y que fue pasada en algún canal de señal abierta de acá.
El sistema de combate es el mismo que en los juegos anteriores, en cuanto tenemos distintas armas y magias asociadas a ellas, así como accesorios que podremos utilizar para distintos propósitos, como alumbrar ciertas áreas, correr por las paredes o flotar mientras descendemos tras un salto. También continúan los Quick Time Events para derrotar a algunos enemigos y en especial, cuando nos enfrentamos a los jefes.
Al margen de los combates, también tenemos momentos en los que deberemos resolver acertijos para continuar la aventura. Todos son relativamente sencillos y en la mayoría, el juego nos dará pistas bastante directas de lo que debemos hacer. Una novedad son las secuencias de vuelo, en las que tendremos que esquivar rápidamente los obstáculos que se nos presenten cuando Kratos está subiendo o descendiendo rápidamente en línea recta hacia algún objetivo. 
Uno de los mayores méritos del juego está en que tiene secuencias y personajes memorables, como cada aparición de los Titantes, el atormentado Hefesto o la batalla final. Si bien el juego tiene algunos defectos (la cámara fija que hace de algunos saltos un dolor de cabeza, o uno que otro bug), lo cierto es que “God of War 3″ es uno de los mejores juegos de lo que va del año y ha cumplido con todas las expectativas de sus fanáticos. Un dato adicional es que el Blu Ray trae material en video adicional con el detrás de cámara de la realización del juego. Normalmente no suelo ver este tipo de videos, pero luego de terminar el juego me quedé enganchado con ellos. 
Definitivamente, muy recomendado. Eso sí, no es apto para menores.
Aquí les dejo un video del ‘gameplay’ de las primeras secuencias del juego.