Continuando con un resumen de lo que vi o probé en el E3, pasemos a hablar un poco del nuevo juego de la saga Gears of War.

Llegué a la última presentación de este juego, que incluso estuvo fuera del programa. El equipo desarrollador mostró dos aspectos del juego, la campaña para cuatro jugadores y el nuevo modo Beast Mode para cinco jugadores en forma cooperativa.
Sobre la campaña, esta continúa la historia dejada en el anterior juego, dieciocho meses después, para ser más exactos. Se mostraron nuevos movimientos como empujar a un enemigo luego de implantarle una bomba en el cuerpo, y se observó la acción sin descanso que caracteriza a la serie. Como se anunció, un personaje femenino estará disponible. 
En cuanto al Beast Mode, es una especie de Defense of the Tower pero bajo el enfoque de un shooter contemporáneo. En él tendremos que elegir entre una serie de bestias para soportar el ataque humano a través de cinco fases. Lo interesantes es que podremos ser hasta cinco compañeros e incluso cambiar de personaje cada vez que revivamos. Uno de los personajes más interesantes es el Berserker, aquel enemigo que enfrentamos por primera vez en Gears of War y que detuvimos gracias al Hammer of Dawn. Utilizar al Berserker es diferente, ya que tendremos la visión sumamente nublada (debido a que en realidad solo “siente” la presencia de los enemigos) y es indestructible. Un excelente tanque para entrar en la batalla.
El juego se ve muy sólido y afuera del booth de Microsoft se veían varios carteles de Game of the Show pegados a la imagen del juego. No llegué a probar Killzone 3 o Halo: Reach, pero de lo que vi, este juego se lleva esa distinción. Sale en abril del 2011 para el Xbox 360.