Hoy asistí a un evento especial de Rock Band 3, donde nos mostraron las principales características de la nueva versión del juego y luego nos dieron la oportunidad de probarlo. 

Con respecto al sistema de juego, se ha incluido la posibilidad de cambiar ciertas opciones mientras estamos tocando una canción. Así, podremos disminuir la dificultad, o incluir o sacar a determinados jugadores. También se ha agregado un mejor buscador de canciones debido al gran número que se tendrá a la hora de que salga Rock Band 3: 2000 canciones.
Sin embargo, lo más impresionante de esta nueva versión es la inclusión del teclado y el Pro Mode. El primero es similar a cualquier otro teclado (en cuanto a las teclas y el peso de estas) y el sistema de juego es como el de cualquier otro instrumento del juego. Tiene alrededor de dos octavas, aunque si lo jugamos en Pro Mode, el juego nos puede indicar automáticamente el aumento o la diminución de las octavas dentro del mismo teclado (si soné muy técnico es porque toco piano desde hace varios años). Además, podemos conectar nuestro teclado “real” al juego, a través de un dispositivo especial creado por la compañía Mad Catz.
Y hablando más sobre el Pro Mode, este modo no solo nos permitirá tener un mayor reto a la hora de tocar las canciones, sino que también aspira a enseñarnos a tocar música a través de él. Para el caso de la guitarra se pondrán a la venta dos modelos, uno con cientos de botones para acercar la experiencia a la verdadera; y otro que es en realidad una guitarra con sensores en las cuerdas que determinan si estamos jugando bien. Cuando dije que es una guitarra real, hablo totalmente en serio, es más, podemos desconectar la guitarra de la consola, enchufarla a un amplificador, seguir lo que el juego nos proponga, y lo que se escuchará es la misma melodía pero con un sonido hecho integramente por nosotros. Por esta característica, el juego es un must buy para mí cuando salga a la venta, este 2 de noviembre.