Uno de los juegos que más me gustó en el E3 fue Castlevania: Lords of Shadow, para el Xbox 360 y el PlayStation 3. Acá les dejo mis impresiones.

El demo que jugué empezaba en una noche en la que el protagonista del juego iba conociendo los movimientos con su látigo. El juego se sentía muy similar a God of War en cuanto podía linkear los ataques rápidamente y los enemigos aparecían sin cesar. Sin embargo, poco a poco fui sintiendo esa atmósfera particular de la saga a través de las armas que se podían lanzar, así como el genial soundtrack del juego.
Tras una primera secuencia que acababa con una lucha con un werewolf (en la que morí varias veces hasta que aprendí a esquivarlo de la manera correcta), pasábamos a una fase en la que estábamos cabalgando y debíamos atacar a los wargos que eran montados por enemigos. Conforme iba avanzando en el juego, iba ganando puntos que luego podía cambiar por nuevos movimientos, como es usual en este tipo de juegos. Uno de ellos fue necesario para enfrentar al jefe final del demo.

El juego tiene muy buena pinta y creo que el equipo español que lo está desarrollando por fin hará una buena conversión al 3D de Castlevania bajo la tutela de Hideo Kojima. Sale a finales de año.