Otro de los títulos que probé en Los Angeles fue el nuevo juego de Lara Croft, “Lara Croft and the Guardian of Light”. Esta vez, la heroína llega en un título 3D pero visto de forma isométrica. El resultado hasta el momento me agradó.

El fuerte del juego está en el modo cooperativo. Hay dos personajes que en muchos casos tendrán que realizar acciones conjuntas para poder avanzar. Por ejemplo, uno de ellos, un líder tribal, tendrá que sostener a Lara para que esta pueda alcanzar nuevos espacios; y Lara tendrá que disparar lanzas para que su compañero se pare en ellas y logré subir algún obstáculo.
Estas secuencias están bien realizadas y son el gran atractivo del juego. Además, hay armas diversas y un buen conjunto de enemigos que harán del juego una aventura entretenida. Si por el contrario queremos pasar la aventura individualmente, también lo podremos hacer y el juego nos otorgará algunas ayudas para lograrlo, según lo que me comentó uno de los miembros del equipo desarrollador.
El juego me recordó bastante a Uncharted 2, pero visto desde otra forma y sin las escenas cinemáticas tan bien logradas por la gente de Naughty Dog. Sin embargo, creo que la esencia de esta entrega de de Lara Croft es rescatable y vale la pena darle una mirada cuando salga a la venta para las principales consolas del mercado.