En los últimos días estuve probando “Kane & Lynch 2: Dog Days”, un ‘shooter’ en tercera persona que acaba de salir para el PlayStation 3, el Xbox 360 y la PC. En el salto, mis impresiones.

Probé el juego por primera vez en el E3. Dentro del stand de Square Enix se había destinado un espacio especial para este juego, e incluso podíamos conversar con el productor mientras lo probábamos. Recuerdo la emoción con la que me hablaba de las mejoras con respecto al juego anterior y del diseño del apartado visual. Sin embargo, recuerdo también el mal sabor que me dejó el juego tras soltar el control.
Han pasado dos meses desde aquella vez y el juego que encontré no ha cambiado mucho, a pesar de haber sido lanzado al mercado. La historia nos centra en Lynch, un ex mercenario que tiene una vida hecha en Shangái trabajando para una mafia local. Sin embargo, la aparición de un nuevo negocio relacionado al tráfico de armas en África aparece y Lynch decide llamar a su viejo amigo Kane para que lo ayude en el trabajo. 
Lo que más llama la atención del juego es su estética visual. Sus desarrolladores han tratado de imitar el aspecto amateur de los videos que encontramos en YouTube y le han agregado un filtro que nos entrega imágenes ligeramente distorsionadas y enfoques de cámara sumamente inestables. Esta última característica puede evitarse seleccionando una cámara tradicional en el menú de opciones, pero no el tema del filtro. Personalmente no me convence, y creo que hubiese sido mejor contar la historia con otro estilo visual.
En el lado del ‘gameplay‘, “Kane & Lynch 2: Dog Days” sí se comporta como todos los otros ‘shooters‘, en cuanto al manejo de armas y movimiento del personaje. Sin embargo, a pesar de la variedad de armas en el juego, casi todas se sienten igual. El ‘cover system‘ (que es nuestra única salvación para cubrirnos de las ráfagas de nuestros enemigos) falla constantemente y no está bien diseñado. 
El otro modo para un jugador es el Arcade Mode, y corresponde a una serie de misiones en las que junto con otros delincuentes deberemos robar un botín cuidándonos, tanto de los policías como de nuestros propios compañeros. En él, podremos ganar créditos que posteriormente nos servirán para comprar mejores armas en el modo multijugador.
El modo competitivo de “Kane & Lych 2…” es quizás el único aspecto rescatable del juego. A pesar de solo contar con tres tipos de partidas, todas son entretenidas y logran engancharnos por un buen rato. Una de ellas es lo mismo que encontramos en el Arcade Mode, pero esta vez nuestros compañeros serán otros jugadores. El segundo, llamado Undercover Cop, es ligeramente distinto porque uno de nuestros compañeros es en realidad un policía encubierto que tiene como misión acabar con el equipo sin que este se dé cuenta. Y finalmente, Cops & Robbers, que es el clásico ‘deathmatch’ en este género. No obstante, la baja cantidad de mapas disponibles (6) y la poca cantidad de gente conectada en línea, hace que este modo no sea capaz de salvar el resultado global.
En conclusión, me resulta difícil recomendar “Kane & Lynch 2″ para cualquier consola debido a la oferta actual en el género. Sin embargo, si encuentran interesante la estética del juego y sobre todo, si disfrutaron la entrega anterior y la historia entre Kane y Lynch, les recomiendo bajar el demo y decidir por ustedes mismos si lo compran.
Acá les dejo un video del gameplay.
En otras noticias…
Salió el nuevo número de la revista Masgamers, en el que hacen un reportaje especial del E3, luego del viaje que hicieron conmigo en junio de este año. Se las recomiendo.