La nueva versión del simulador de fútbol de EA Sports ya salió a la venta y trae algunas novedades con respecto a la entrega del año pasado. A continuación, mis impresiones al respecto.

Desde hace 3 o 4 años, los juegos de Fifa han sido los vencedores en la eterna rivalidad que tienen con la otra franquicia de juegos de fútbol, Pro Evolution Soccer. Los juegos de EA Sports se han mostrado superiores en lo que respecta a gráficos, jugabilidad y, sobre todo, en el tema de licencias de las principales ligas del mundo. Este año, todo hace indicar que Fifa repetirá el plato al ofrecernos un juego que mantiene la esencia de sus predecesores y que introduce algunas mejoras en el gameplay.
En primer lugar, lo que llama más la atención cuando jugamos nuestro primer partido de Fifa 11 es la nueva característica llamada 360 Grados, que hará que los choques entre los jugadores se den en todos los sentidos, y no solo de manera frontal. Así, los codazos, empujones y demás artimañas harán que cada pelota dividida sea una batalla. Esto hace que haya más fricción en los partidos, quitándole un poco de velocidad, pero añadiendo más realismo en compensación.
La otra gran novedad del juego es la posibilidad de manejar al arquero durante los partidos, en las modalidades en las que controlamos a un solo jugador dentro de la cancha. El concepto es sencillo: con el stick izquierdo controlamos su desplazamiento y con el derecho, nos arrojamos hacia la pelota para atajarla. Sin embargo, hará falta mucha concentración para posicionarnos en el lugar adecuado y también mucha paciencia para esperar un disparo del rival. Y como en la vida real, un solo error nos puede costar el partido y los reproches de nuestros compañeros de equipo.
Al margen de estas dos nuevas características en el gameplay, se ha modificado un poco el clásico sistema de juego conocido como Manager, en donde desempeñábamos el papel de dirigente/entrenador del equipo, ocupándonos de las transferencias y de las alineaciones. Ahora también podremos desempeñar el cargo de Manager/Jugador y ser responsables no solo del equipo fuera de las canchas, sino también dentro de ellas, e incluir a un futbolista creado por nosotros mismos en la nómina de los 11 jugadores. Las opciones de personalización son infinitas y es posible trasladar nuestro propio rostro al jugador siguiendo las instrucciones del juego. Este jugador no solo mejorará sus atributos en este modo, sino que también podremos usarlo en los partidos en línea y así obtener más experiencia.
Con respecto a las modalidades en línea, además de los partidos 11 contra 11 en los que controlamos las acciones de un solo jugador, está el clásico modo Ranked Match, en donde jugamos contra otras personas con nuestro equipo preferido para demostrar quién es el mejor. El juego automáticamente nos enfrenta contra oponentes que tengan un nivel similar al nuestro al utilizar un sistema de puntos de acuerdo a nuestro desempeño. Este es el principal gancho del juego y el que nos pegará por más horas frente a la consola.
En conclusión, Fifa 11 es el mejor Fifa hasta el momento, al repetir la fórmula ganadora de los anteriores años y añadir algunas novedades que le añaden más realismo dentro de la cancha. Para todos los fanáticos de los juegos de fútbol, este es el juego a comprar este año.
A continuación, les dejo un video tutorial sobre el manejo del arquero.