Assassin’s Creed II fue uno de mis juegos favoritos del 2009. A diferencia de la primera entrega del 2007, el juego no era tan repetitivo y la historia, más atractiva. Ahora, a tan solo 12 meses del juego anterior, aparece Assassin’s Creed: Brotherhood. ¿Por qué lo deberías jugar? 

1. Porque se sitúa en Roma
En Assassin’s Creed 2 visitamos Roma al final del juego. Sin embargo, es una visita corta, alejada del largo tiempo que pasamos en ciudades como Venecia o Florencia durante dicha campaña. En Brotherhood toda la historia (sin contar las secuencias de Desmond) ocurre en Roma, una de las ciudades más emblemáticas y reconocibles por del mundo. Podemos explorar sus calles, correr por los techos de sus construcciones e incluso visitar El Coliseo. Es una clase virtual de la arquitectura romana, llena de detalles que nos ayudan a sumergirnos en la aventura de Ezio Auditore Da Firenze.
2. Porque el combate ha mejorado 
Las peleas en los juegos de Assassin’s Creed eran bastante simples. Eran contraataques, básicamente. Uno debía esperar el embate del rival y presionar el botón adecuado para contrarrestarlo y acabar la contienda. Rápido y sin dolor. Sin embargo, cuando éramos rodeados por 6 o 7 enemigos, esperar los ataques podía ser aburrido. En Brotherhood, se ha añadido un componente para hacer más ofensivas las peleas. Ahora, será posible linkear las ejecuciones en movimientos ágiles que permitan acabar con varios enemigos en cuestión de segundos, siempre y cuando seamos hábiles con los controles. En el siguiente video de IGN (con la espectacular Jessica Chobot como anfitriona) se muestra esto con más detalle.

3. Porque no es un juego corto

La campaña de Assassin’s Creed: Brootherhood dura alrededor de 15 horas. Eso es más o menos tres veces lo que dura Vanquish, el shooter de Shinji Mikami (el creador de Resident Evil) que salió hace algunas semanas y del cual no he hablado mucho en este blog. Creo 15 horas es una duración razonable para una campaña de un juego de $60 y nos permite disfrutar el juego tranquilamente. Además, está el multiplayer.
4. Porque tiene un genial modo multiplayer 
En el E3 uno de los juegos más buscados era Assassin’s Creed: Brotherhood. El demo ofrecido era únicamente del modo multijugador, y permitía que hasta 8 jugadores se vieran envueltos en una persecución silenciosa por las calles de Roma. La idea es que debemos eliminar a un personaje sin que despertemos ninguna sospecha, ya que podemos ser el blanco de otro jugador. Solo sabemos el atuendo de nuestra víctima, por lo que debemos estar atentos ante cualquier movimiento inusual que destaque a nuestro objetivo de la muchedumbre. Es un juego del gato y el ratón que es sumamente adictivo y una creativa salida ante el reclamo de los fanáticos por la inclusión de un modo multijugador para Assassin’s Creed.
Esas fueron las 4 razones por las que creo que deben jugar Brotherhood y por las que pienso que es un juego que mereció la pena salir como una nueva entrega y no como un DLC. 
Para terminar, les dejo el tráiler del modo multijugador.