En una época de gráficos en alta definición, sensores de movimiento e imágenes en tres dimensiones, ¿puede un juego independiente pegarnos a la pantalla?

 
Hace una semana me animé a probar (finalmente) Angry Birds. Lo hice porque salió una extensión para Google Chrome y solo tenía que hacer unos cuantos clicks para empezar a jugar. Los primeros niveles me hicieron pensar que el juego no duraría mucho en mi lista de aplicaciones, pero su sencillez me entretenía. La dificultad iba aumentando lentamente y tras el primer mundo de 21 escenarios, ya no podía soltarlo.
Los juegos independientes (o indie games) han tenido unos años de importante crecimiento en la industria. Plataformas como Steam, Xbox Live y otros avances tecnológicos han hecho que cada vez sea más factible hacer un gran juego sin mucho dinero. Finalmente, lo que queremos los jugadores es pasar un buen rato y para ello no es necesario gráficos fotorrealistas.
Tomemos el ejemplo de Braid. Jonathan Blow creó este juego de plataformas en 2D con un enfoque bastante personal y artístico. Tras muchas iteraciones en el diseño finalmente llegó a la versión que publicó en Steam y luego, en otras plataformas como Xbox Live y la Playstation Network. Detrás de Blow no estuvo Electronic Arts o Ubisoft, por lo que el juego tuvo que enfrentarse al mercado solo con sus virtudes. En este video, su creador nos cuenta cómo fue el proceso a través de varios niveles.
Otros juegos independientes que han sonado bastante en los últimos meses han sido Minecraft, Super Meat Boy y desde hace unos días, Terraria. Este es otro juego en 2D en donde podremos explorar escenarios generados al azar por la computadora junto a otros amigos, construir estructuras y luego, defenderlas. Para muchos, es Minecraft en 2D. El juego, así como la mayoría de juegos indie tienen su propio espacio en Steam y la mayoría cuestan menos de 10 dólares. 
Hoy en la mañana terminé todos los niveles de Angry Birds que traía la versión de Google Chrome. Pero necesito más. Más de Angry Birds y menos de Fifa 11 o Portal 2.