Hace un par de semanas me di cuenta que mi actual laptop no me iba a dejar jugar más. Fue en ese momento que pensé en armarme una computadora con ese propósito, y aquí comparto con ustedes lo que he aprendido al respecto.

Mi laptop actual (una XPS M1530) tiene problemas con la tarjeta de video. Y si bien pude revivirla (le hice un reflow al chip con una pistola de calor), lo cierto es que prefiero no someterla a trabajo fuerte. Nada de juegos, ni de edición de video. Sin embargo, tras el anuncio de que Heroes of Newerth es ahora gratuito, y las nuevas noticias de Diablo 3, he decidido que es hora de armarme una nueva PC para jugar. 
Esto puede resultar algo intimidante para algunos, en especial para los que son muy cercanos a este proceso. Sin embargo, he descubierto que es muy divertido indagar sobre los rendimientos de las partes y las nuevas tecnologías en tarjetas y componentes.
Las dos cosas que necesitamos para una PC de juegos son altos framerates y estabilidad. Los framerates (o FPS) son los cuadros por segundo que aparecen en nuestra pantalla, y se recomienda que al menos tengamos 60. Sin embargo, para los últimos juegos del mercado, esto requiere un poder gráfico importante. La estabilidad hará que el juego no haga que la computadora se reinicie o que se malogre algún componente interno.
Teniendo esto en mente, pasemos a las partes.
Procesador
La mayoría de juegos actuales piden al menos un Core 2 Duo. Sin embargo, en la práctica se recomienda tener al menos un Core i3 o i5. Creo que con eso basta, y no hay que gastar dinero en exceso por los Core i7
Tarjeta de Video

Tanto nVIDIA como ATI tienen muy buenas tarjetas y de precios accesibles. Para jugar The Witcher 2 por ejemplo, se recomienda 1 Gb de memoria. Algunas tarjetas que he revisado y que podrían servir son la GTS 450 (nVIDIA) y la HD 5770 (ATI), y los modelos que las superan. Estas tarjetas cuestan alrededor de $200. Otro punto a tener en cuenta aquí es que dependiendo de la tarjeta que elijamos, podremos luego conectar 2 o más monitores, e incluso ver las imágenes en 3D.
Memoria y disco duro
Lo más recomendable es contar con 4 Gb de RAM. Algunas guías sugieren 6 Gb. Sobre el tamño del disco duro varía dependiendo del usuario, pero creo que con medio Tera es más que suficiente si no hacen trabajo de edición de video (o no descargan demasiado de Internet). Eso sí, pueden elegir entre los discos duros convencionales o los Solid State Drives (SSD), que son más rápidos para acceder a la información.
Otros
Tras esto, quedarían partes como una placa que sea compatible con todo lo anterior, un cooler capaz de refrigerar el CPU y la tarjeta, una fuente de al menos 500 Watts (dependiendo de la tarjeta quizás sea recomendable uno de 1000) y el case. También se pueden comprar un ratón o un teclado especial para gamers (hay muy buenos de las marcas Razer, Logitech y Microsoft). El monitor puede ser un LCD o un LED de al menos 19 pulgadas.
Los precios varían mucho si las partes se compran en distribuidores locales o en el exterior. Sin embargo, una computadora capaz de correr los últimos juegos puede conseguirse por $600 a $800 (incluyendo monitor). Si lo comparamos con el precio de una consola puede parecer muy caro a primera vista, pero hay que recordar que una vez que tengamos el paquete armado es muy fácil (y barato) aumentar su rendimiento cada cierto tiempo.