¿Los videojuegos de antes eran más difíciles? ¿Cuán importante es una dificultad moderada en los juegos? Sobre esto trata el foro de esta ocasión.

Creo que los videojuegos de antes eran más difíciles. No recuerdo haber terminado ninguno hasta el Super Nintendo. Antes, pasar Contra o Super Mario Bros 3 se me hacía imposible. Más allá de que a veces no se podía grabar, la limitada cantidad de Continues hacía que sólo un experto pudiera terminar un título. Ahora no es así. 

Hace unos días, mientras jugaba Uncharted 3, no encontraba la solución a un acertijo. Luego de unos minutos en los que no podía avanzar, el juego me propuso darme una pista. La acepté. En segundos ya había conseguido la respuesta. En la mayoría de juegos, cuando morimos, podemos intentarlo de nuevo, usualmente sin perder más que el tiempo que nos tomó llegar hasta ese punto. ¿Se han vuelto demasiado fáciles los juegos?
El último juego difícil que jugué (y no acabé) fue Demon’s Souls. Acabé con los tres primeros jefes pero ahí me quedé. Desde hacía tiempo no sentía que un juego confabulase para que dejase el control. Si continuaba internándome en los pasajes de Boletaria terminaría por invertir decenas de horas que podía utilizarlas para terminar otros juegos más accesibles. Sin embargo, a muchos el juego (y su secuela, Dark Souls) le encantó. La última experiencia cercana con la dificultad en los videojuegos fue a través de un amigo y su hermano que estaban tratando de pasar uno de los juegos incluidos en Metal Gear Solid HD Collection en la dificultad European Extreme. Cada vez que una cámara o un enemigo los detectaba, el juego se acababa.
La dificultad -o reto al jugador- es uno de los ejes de la teoría del flow, una principio en los estudios de game design, en donde a mayor tiempo y habilidad del jugador, el sistema debe proponerle retos más difíciles, para evitar caer en el aburrimiento. De la misma forma, al iniciar el juego, la dificultad debe ser menor para no causar ansiedad. Todo esto debe cumplirse para mantener al jugador enganchado. Eso, al menos, es la teoría. Y si nos ponemos a pensar en juegos como Plants vs Zombies o Super Meat Boy, esto se cumple de manera casi religiosa. Al principio tenemos los niveles son muy fáciles, pero que poco a poco se van complicando hasta llegar a ser una locura, como podemos ver en el siguiente video.
Sería interesante saber cuál es su opinion. ¿Creen que los juegos de ahora son más fáciles? ¿Cuál es el juego más difícil que recuerdan?