Estuve probando la nueva consola portátil de Sony en los últimos días y estas fueron mis impresiones.

Lo primero que llama la atención del Playstation Vita es su pantalla OLED: cinco pulgadas que reproducen hasta 16 millones de colores y que permite también interacción táctil. El poder de procesamiento es comparable al del Playstation 3 y eso se puede ver en la calidad gráfica de los juegos. 

Lo que sí puede incomodar un poco son los tiempos de carga, pero creo que ese tema va a ir mejorando conforme avance la vida de la consola. Con respecto a los controles, el segundo stick es muy útil para los juegos de acción y deportes. No obstante, me parece que ambos son un tanto pequeños y puede tomar un tiempo acostumbrarse. El resto de botones, y su posición dentro de la consola, son de fácil manejo.
Hablando un poco sobre el software, tenemos un menú que nos presenta los diferentes juegos y opciones a través de círculos. Algunos han criticado el diseño de la interface pero a mí me parece que funciona bien. Desde allí nos podremos conectar a nuestra cuenta de la Playstation Network y a la Playstation Store. El Wi-Fi y el Bluetooth funcionan a la perfección. La otra característica de conectividad, Near (que nos permite identificar otros Playstation Vita cercanos) traté de utilizarla pero no encontré otros equipos cerca.
Tuve a mi disposición algunos juegos para probar, pero me enfoqué en Uncharted: Golden Abyss, Hot Shots Golf: World Invitational y los demos de Fifa Soccer y Rayman Origins.
La nueva aventura de Nathan Drake se siente como las anteriores. Y eso, es una característica positiva. Sin embargo, creo que esta versión trató de incluir a la fuerza algunos elementos que muestren que es para la PS Vita, como los controles táctiles y el giroscopio. Por eso, nos ofrece varios minijuegos como limpiar objetos con nuestro dedo, darles vuelta para inspeccionarlos o abrir candados. Al principio, resultaron interesantes, pero luego me comenzaron a cansar, y las veces que el juego me permitía usar los controles táctiles para escalar o subir una cuerda, prefería seguir usando el sistema de botones tradicional. Eso sí, la historia y la cinematografía a la que nos tiene acostumbrada la serie, siguen intactas.
Hot Shots Gold: World Invitational fue el juego que más jugué y disfruté. Es parte de una franquicia de juegos de golf que se inició en el PSX y que volví a jugar recién con este lanzamiento. Además de las mejoras obvias en el aspecto gráfico, lo más adictivo era su modo en línea, que permite jugar torneos cada quince minutos y participar de tres torneos diarios compitiendo con todos los usuarios. Como Uncharted: Golden Abyss, posee algunas características táctiles, pero todas podían ser obviadas. 
Los demos de Fifa Street y Rayman Origins me mostraron que la diferencia con sus versiones de PS3 es imperceptible. Los dos juegos tienen una excelente calidad gráfica y es sorprendente lo mucho que se ha logrado a pesar de ser títulos que salieron prácticamente junto con la consola. 
No pude probar ningún juego con la característica de Crossplay (jugar contra un PS3 desde el PS Vita) pero la opción está disponible con el juego Wipeout 2048 que ya está en el mercado.
Para concluir, creo que el PS Vita es una excelente consola portátil y la mejor en el mercado actualmente. Eso sí, creo que su mayor competidor no es el Nintendo 3DS sino el nuevo iPad, que como hemos visto en su presentación, se muestra como el dispositivo móvil más versátil. ¿De qué depende el éxito del PS Vita? De sus juegos.
Aviso parroquial
El 24 de marzo se realizará un nuevo recital de Animatissimo, esta vez titulado Prelude, en donde se interpretarán melodías del universo de Final Fantasy. Más información en su página en Facebook.