Una palabra está de moda en el mundo de los negocios, la educación, e incluso de la salud: gamification. ¿Es algo pasajero o una tendencia que lo cambiará todo?

Desde hace dos semanas estoy llevando un curso en línea con Kevin Werbach, un profesor de The Wharton School de la universidad de Pennsylvania. El tema es Gamification, y en él se explica la teoría, se dan ejemplos y se proponen problemas prácticos para resolver a modo de tarea.
En pocas palabras, gamification es utilizar las mecánicas de juego en situaciones que no lo son. Algunos ejemplos son la utilización de rankings en oficinas comerciales, para indicar qué vendedor tuvo más éxito en la campaña del mes, los sistemas de millas aéreas o incluso, las mecánicas que utiliza Foursquare para aumentar la cantidad de interacción en su servicio, usando badges y otros reconocimientos.
Gamification es un tema que está empezando a tocarse de manera seria en las principales escuelas de negocios y una tendencia que está implementándose en las áreas de marketing, recursos humanos y ventas en empresas de todo el mundo. Es una herramienta para hacer más divertida la ejecución de ciertas tareas que pueden parecer muy aburridas. ¿Por qué no sentir placer y adicción al pagar nuestros impuestos? 
Existen también muchos detractores a este tema. Ellos opinan que evitan la motivación intrínseca de las tareas y la cambian por una capa extrínseca basada en puntos y rankings. Ya no te interesa correr por mejorar tu salud, sino para conseguir los puntos y superar a tus amigos.
Si están interesados en el tema, pueden seguir el curso en Coursera. Es gratuito y al final darán certificados a aquellos que pasen la nota mínima. También, este 21 de julio, Carlos Mendoza, director de relaciones institucionales del IGDA Perú, dará una charla sobre el tema en el seminario PLAY en la PUCP. Entrada gratuita, previa inscripción aquí.