Los advergames son aquellos videojuegos que son usados para mejorar la recordación de una marca o un producto. Aquí tres casos de advergames que han aparecido en estas últimas semanas.

Los advergames no son nuevos. Quizás uno de los primeros en el país, y que incluso no tenía ese sobrenombre, fue una aventura gráfica para D’Onofrio en los ochentas en donde hacíamos las veces de un vendedor de helados. Lo cierto es que gracias a las plataformas móviles y a las redes sociales, el tema ha vuelto a ser noticia y cada vez más empresas ven a un videojuego como una forma eficaz de llegar a su público objetivo, ya que a diferencia de otros canales, este es interactivo.
El primer advergame al que quiero hacer mención es Gran Prix El Comercio, desarrollado por Plop! Studio Este juego de carreras cuenta con tres niveles de dificultad y a diferencia de otros advergames que hemos visto en el pasado, es una combinación del software con unas cabinas que tienen pantallas LED y consolas diseñadas especialmente para el Motor Show de este año. El proyecto ha sido desarrollado con tecnología y gráficos hechos en el país, y el motor está hecho con Unity3D. Pueden probarlo en el stand de El Comercio durante toda la feria en el Centro de Exposiciones del Jockey (Hipódromo de Monterrico).
El siguiente advergame es Linio Rush. Este título es especial para mí porque es el primer videojuego que ayudé a producir, con la empresa de juegos que abrí hace un par de meses, LEAP Game Studios. Es un juego en Facebook desarrollado para la tienda en línea Linio, en el que debes empacar la mayor cantidad de productos antes que se acabe el tiempo. Cuenta con integración con Facebook y la tienda espera regalar algunas sorpresas para las mejores puntuaciones.
A la hora de hacer un advergame es muy importante que el juego, por sí mismo, sea lo suficientemente atractivo para que el jugador se quede enganchado, más allá de las promociones. La inclusión de la marca no debe ser tan intrusiva para que los usuarios se vean fastidiados por ella, logrando el resultado contrario al esperado. También es importante tener mecánicas que ayuden a viralizar el juego, y hacer pruebas con usuarios antes de lanzarlo al aire.
Esta semana también probé un advergame que me llamó la atención. Es Dikembe Mutombo – 4 1/2 Weeks to Save the World. Para los que no conocen a Mutombo, fue un jugador de la NBA hasta hace algunos años, un pivot nacido en Congo que jugó gran parte de su carrera en los Houston Rockets. La empresa Old Spice decidió sacar un juego que no tiene nada que ver con desodorantes y centrado en este personaje. Mutombo tiene 4 semanas y media para salvar al mundo, con niveles que se van desbloqueando cada siete días. El juego es muy bueno por sí mismo, la historia absurda, el gameplay y los efectos sonoros te mantienen enganchado. Y luego te das cuenta que el juego fue hecho gracias a Old Spice.
Estos son unos advergames que han salido en estas últimas semanas. Para los desarrolladores, es una opción válida mientras piensan en ideas para juegos propios, y para las marcas, una opción menos tradicional a la que están acostumbrados.
Aviso
Los amigos de Softnyx y Love Ritmo están organizando un evento hoy domingo en Bolognesi 181, Miraflores, para celebrar el primer aniversario de este juego en línea. Todos están invitados desde el mediodía.