Kratos regresó con su último juego para PlayStation 3. ¿Qué de nuevo trae esta versión?

God of War: Ascension marca el final de la saga de God of War en PlayStation 3 pero también es uno de los últimos títulos first party que veremos para esta consola, luego del anuncio de la PlayStation 4 para finales de año. Al mismo tiempo, Kratos se ha convertido en el personaje más reconocible de Sony, luego de la inconsistencia de Crash Bandicoot y de la llega de los juegos de Snake para otras consolas.
A diferencia del resto de títulos de la saga, debemos hacer dos distinciones en cuanto al gameplay de este juego. Por un lado, tenemos el modo para un jugador, en el que se mantiene el estilo de una aventura lineal, con zonas de enemigos que van aumentado en dificultad, mezcladas con acertijos y zonas de plataformas. En ese aspecto, God of War: Ascension mantiene todas las virtudes que lo llevaron a ser uno de los mejores del género, con distintas habilidades que podremos conseguir, diversidad de enemigos y modos de dificultad que se adaptan a la habilidad de cada jugador.
Por otro lado, tenemos el primer God of War que introduce un modo multijugador. Podremos enfrentarnos con otros jugadores en un modo competitivo, en arenas en las que podremos obtener algunas armas y en donde tendremos que cuidarnos de los ataques de los rivales a la vez que tratamos de ser el mejor de la batalla. Se utiliza la mecánica de piedra, papel y tijera, por lo que siempre tendremos alguna oportunidad de vencer a nuestro rival, así sea uno experimentado. También hay un modo cooperativo en el que podremos unirnos con otros usuarios para pasar algunas áreas. El modo multijugador no se siente tan pulido como el modo para un jugador. Es un añadido interesante pero que no es el principal gancho para comprar el juego. Es lo mismo que sucede con otros juegos como Uncharted o Tomb Raider.
Con respecto a la historia, la saga mantiene la utilización de la mitología griega para posicionarse en la mente del jugador. Si bien no tiene la diversión que ofrecieron los primeros dos juegos de la serie (en gran parte por la utilización de dioses, semidioses y héroes más conocidos del imaginario griego), sí se puede establecer una relación con los personajes y los hechos en los que se ve envuelto Kratos.
La calidad visual del juego es muy buena. God of War: Ascension, junto con el próximo Last of Us, probablemente sea uno de los mejores títulos en este aspecto, luego de pasar por todo el ciclo de vida de la consola. Es una de las últimas joyas de la consola.
En conclusión, recomiendo God of War: Ascension, tanto para los fanáticos de la serie como para los que tienen un gusto por los juegos de acción. Tendrán unas 10 a 12 horas de entretenimiento y dependiendo de sus gustos, varias o bastantes más en el modo multijugador. Ojo con los packs latinoamericanos, que pueden conseguirse también con un control con motivos de God of War o incluso, con una consola. Viene doblado al español latinoamericano.