Nidhogg es un juego de pelea. Pero a diferencia de Street Fighter, Mortal Kombat o Smash Bros., la clave está en la paciencia.

nidhogg1

El juego nació cuando en 2010, el NYU Game Center comisionó la creación de un juego a Mark Essen para la muestra No Quarter. Essen decidió crear este título de pelea con espadas (similar a la esgrima) en el que los jugadores deben acabar con su oponente para llegar al lado opuesto del escenario. La mecánica es simple, aunque toma trabajo ser un experto, ya que deberemos cuidar nuestra guardia en tres posiciones y saber cuál es el mejor momento para atacar. Además, podremos rodar, saltar o tirar nuestra arma hacia nuestro contrincante.

nidhogg 3

Nidhogg es también un ejemplo de cómo los juegos multiplayer de manera local están resurgiendo (otro buen ejemplo es Samurai Gunn). El título fue creado para ser jugado con otras personas en un mismo ambiente, aunque cuenta con un modo para un solo jugador y en línea. Pero la gracia está en jugar las partidas con un público alrededor, o incluso crear torneos internos a través de uno de los modos de juego. Al mismo tiempo, el juego sigue la línea de otros juegos independientes, que, con gráficos simples y una mecánica muy bien calibrada, es capaz de divertirnos tanto o más que un juego triple A.

Los escenarios no son muy variados, pero sí se diferencian entre sí por la forma en que están distribuidos y los obstáculos en cada uno de ellos. La música, sombría y drámatica, también es un punto a favor. Nidhogg es un juego muy accesible para cualquier tipo de jugador, y puede ser jugado con teclado o un control que se conecta a la PC. Por ahora, solo está disponible en Steam a 15 dólares, pero anticipo que también estará disponible para consolas muy pronto.