El juego más esperado para los usuarios de Xbox One sale mañana al mercado, ¿por qué lo aguardaban con tanta anticipación?

Titanfall es un first person shooter para Xbox One, Xbox 360 y la PC. Es también el juego para la nueva consola de Microsoft que más llamó la atención en el E3 del año pasado. Es un shooter frenético, en el que humanos y robots pelean en medio de una ciudad. A diferencia de otros juegos como Call of Duty o Battlefield, aquí el movimiento vertical es mayor: los humanos podrán correr por las paredes o utilizar sus jetpacks para llegar a los techos y desde ahí atacar al equipo enemigo.

Titanfall

Cada bando comienza descendiendo de una aeronave al lugar de la batalla. Conforme pasa el tiempo y vayamos completando objetivos, podremos llamar a nuestro titán que se está construyendo en una plataforma en el cielo. Al llamarlo, este caerá a la tierra y podremos abordarlo. A primera vista podría parecer que los titanes tienen una clara ventaja con los humanos a pie. Sin embargo, estos últimos poseen una mayor agilidad y pueden atacarlos con más facilidad. Además, pueden llegar hasta la cabina de cada titán y atacarlos desde ahí.

Titanfall3

Titanfall tiene 15 mapas y su foco es el modo multijugador. Sin embargo, también posee un modo Campaign Multiplayer, en el que se trata de contar una historia a través de partidas contra la computadora. El aspecto visual es excelente. Es una súper producción y no ha escatimado en presupuesto para lucir como tal.

Titanfall, más allá de su espectacularidad, es un juego importante porque explora algunas mecánicas nuevas en el género y le da un nuevo empujón al Xbox One para este año. Es muy probable, también, que se convierta en una nueva franquicia.