Uno de los juegos independientes para móviles que sorprendió más el año pasado fue Framed. Entérate por qué Hideo Kojima lo consideró como su juego del año.

screen04

Los juegos móviles destacan últimamente por ofrecer experiencias de juego nuevas a las que estamos acostumbrados. Ejemplos de esto son títulos como Year Walk o Monument Valley. Framed también tiene esa personalidad. El juego nos hace la pregunta ¨¿qué pasaría si pudieras cambiar los hechos en la vida de los personajes moviendo los recuadros de una historieta?. Esa es la mecánica básica de Framed, a través de una historia de intrigas en la que debemos robar un maletín del cual nunca sabemos su contenido.

El juego se presenta a manera de historieta, con una serie de cuadros puestos en la pantalla. Debemos reordenarlos de tal forma que el personaje llegue a su meta en cada pantalla, permitiendo que evada a los guardias o encuentre la salida. Los acertijos llaman la atención en primer lugar por sentirse novedosos, pero poco a poco empiezan a sentirse repetitivos, a pesar que el juego añade una variante a la mecánica principal en la parte final de la historia. Otro aspecto que acentúa esta monotonía es la música, que es la misma durante toda la aventura. Quizás por ello los desarrolladores decidieron que Framed sea un juego corto, que puede acabarse en menos de dos horas.

 

No me malinterpreten, Framed es un excelente juego y uno importante para abrir el camino en nuevas formas de narrar una historia y permitir la interacción con el jugador haciendo uso de pantallas táctiles. El juego cumple parte de la promesa de otro juego que aún está en desarrollo, Storyteller, de Daniel Benmergui, en el que también podemos reordenar los cuadros de una historieta, pero con múltiples desenlances. Quizás por esa valentía, Hideo Kojima escribió un tuit alabando a Framed. El juego está disponible para iOS a 5 dólares.