Durante la GDC 2015 el demo que más me llamó la atención fue el Morpheus, el dispositivo de realidad virtual que Sony ofrecerá pronto a sus usuarios.

project-morpheus-london-heist-01Tenía algunas dudas alrededor de la realidad virtual. Si bien era cierto que era una tecnología bastante inmersiva, ¿sería la adecuada para los videojuegos?, ¿de qué manera las grandes compañías la incluirían en sus diseños? Esta GDC fue solo sobre realidad virtual, y si bien Oculus, Valve u otras compañías mostraron prototipos de realidad virtual, el Morpheus de Sony fue el que más me sorprendió, y de paso, despejó todas las dudas que tenía. Ya no hay vuelta atrás con respecto a esta tecnología.

Probé tres demos en Morpheus. Los primeros dos eran pruebas de concepto, en donde podía interactuar de manera limitada con el escenario pero daban una muestra clara de la resolución de la pantalla y el nivel de detalle en los escenarios. Sin embargo, fue el tercer demo, llamado Heist, el que me impresionó más.

Al inicio del demo estamos en una silla siendo interrogados por un hombre. Realmente me sentí asustado durante ese interrogatorio y me era difícil mantener la mirada fija en él. Luego de unos momentos, comenzó un flashback, en donde debía obtener una joya y escapar de unos enemigos. Este fue el momento clave en el demo. Sentía total control sobre el arma que sostenía. Podía recargarla y disparar, mientras trataba de evadir los disparos de los enemigos ocultándome detrás de un escritorio. Este demo logró lo que ningún FPS había hecho: sentía realmente que estaba en otro lugar.

Aún no hay una fecha de salida para el Morpheus, pero tras lo visto con Heist,  tengo claro que el futuro de los videojuegos estará muy ligado a la realidad virtual, y dentro de ella, el Morpheus de Sony es el que está más cerca de lo que los consumidores desean.