Esta semana salió a la venta Hotline Miami 2, la secuela del título de 2012 que sorprendió a todos por su alta cuota de violencia y un gameplay frenético. Esta segunda parte mantiene la misma fórmula mientras intenta innovar en nuevos aspectos.

hotline-miami-2

Jonatan Söderström es un desarrollador sueco que es conocido dentro de la esfera de desarrollo de juegos indie por crear muchos prototipos en poco tiempo. Uno de ellos fue Hotline Miami, que debido al éxito que obtuvo de los fanáticos llegó a consolas y PC a fines de 2012. El juego llamó la atención por su alta dosis de violencia. El objetivo de Söderström era levantar la pregunta sobre cuál era la importancia y cuál era nuestra relación con la violencia, y que nosotros mismos nos respondiéramos esa pregunta.

La secuela se anunció pocos meses después y el juego salió a la venta hace unos días, manteniendo esta misma idea y apoyándose en el mismo pilar del juego anterior: un gameplay muy adictivo. Jugar Hotline Miami 2 es muy divertido. Cada nivel está muy bien diseñado, así como el control del personaje. Perderemos muchas veces pero siempre sentiremos que fue nuestra culpa y no la del juego. Hotline Miami 2 nos entrega en cada nivel la decisión de elegir una estrategia y los medios para ejecutarla, a través de una variada colección de armas.

La historia del juego se centra en los acontecimientos anteriores y posteriores de la historia del juego original. Esta vez hay más contenido y se usan más técnicas narrativas y múltiples puntos de vista. Esto puede llegar a ser un poco confuso pero aquellos que quieran encontrar una capa adicional al juego además del gameplay, agradecerán el trabajo que se puso en este aspecto.

El soundtrack es otro punto fuerte en el juego. Si la banda sonora del juego anterior era excelente, la de Hotline Miami 2 llega incluso a superarla, con más temas y artistas que mantienen un estilo electrónico que suma a la adrenalina que ofrece el gameplay.

Hotline Miami 2 es un excelente juego.  Es un título más maduro que su predecesor, apoyándose en sus aciertos y extendiéndose a partir de ellos con más contenido. Está disponible para PC, MacOS, Linux y las consolas de PlayStation. Eso sí, no es recomendado para menores de edad por su alto contenido de violencia.