Uno de los juegos más importantes del año pasado fue Middle-Earth: Shadow of Mordor. Acá algunos comentarios sobre por qué deberían darle un ojo al juego si aún no lo han hecho.

Middle-earth™: Shadow of Mordor™_20140926200033A primera vista, Middle-Earth: Shadow of Mordor es una mezcla de Assassin’s Creed con el universo del Señor de los Anillos. Al igual que Altair, Ezio y demás asesinos de la saga de Ubisoft, Talion, el personaje principal de este juego, es capaz de navegar con facilidad los escenarios y enfrentarse con sus enemigos teniendo en cuenta cuándo atacar y cuándo defenderse, como sucede también en la actual saga de juegos de Batman. Sin embargo, Shadow of Mordor va un paso más allá a la hora de presentarnos la narrativa del juego. Ese es su punto más fuerte.

A diferencia de otros juegos con mundos abiertos, en donde la narrativa solo se da a través de las misiones principales del juego, en Shadow of Mordor también se presenta a través de las relaciones que vamos creando con los capitanes y terratenientes orcos del ejército de Sauron. Estos enemigos tienen un nombre propio y características especiales, e irán evolucionando durante nuestra partida dependiendo de los enfrentamientos que tengamos con ellos. Así, si caemos en la batalla frente a uno, la próxima vez que lo encontremos este se acordará de nosotros y la pelea tendrá un sentido adicional.

middle-earth-shadow-of-mordor-screen-03-us-26sep14

Esta característica, llamada Nemesis System, es una de las principales novedades de este juego y una por la cual será recordado. Estamos acostumbrados ya a tener experiencias con niveles creados de manera aleatoria, prolongando la vida del juego de manera infinita. Ejemplos de esto son Spelunky, The Binding of Isaac o incluso Bloodborne, que nos ofrecerá un nivel especial que cambiará cada vez que entremos a él. Sin embargo, en Shadow of Mordor tenemos un sistema aleatorio de narrativa, que tiene sentido y que nos permite crear una historia personal con cada enemigo con el que nos cruzamos. Esta es una gran novedad y estoy seguro que la volveremos a ver más seguido en los años que vienen.

Con respecto al gameplay, el juego tiene los aciertos de otros juegos del género, dándonos misiones secundarias y la oportunidad de mejorar las habilidades de nuestro personaje. Las misiones pueden tornarse un poco repetitivas, pero debido al sistema mencionado anteriormente, el interés aumenta por los personajes y nuestra historia con ellos.

Middle-Earth: Shadow of Mordor fue una grata aparición el año pasado y ha recibido el apoyo de la crítica y la industria. Hace unas semanas ganó el premio a juego del año en la Game Developers Choice Awards. Está disponible para PC, PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One. Han aparecidos dos DLCs hasta la fecha.