China Joy es el evento de juegos más importante en China. ¿Cómo es y qué lo diferencia de los eventos en occidente?

IMG_20160729_105321_HDR

Esta semana estuve en Shanghai, participando de China Joy. El evento, que lleva más de diez años, es más cercano a Gamescom que al E3, aunque de una mayor escala que ambos eventos. Este año se cree que llegaron más de 300 mil visitantes al campo ferial.

Al igual que Gamescom, China Joy está dividido en la sección para consumidores (con más de 10 pabellones) y la sección de negocios (con 4 pabellones). La sección para consumidores es abierta al público y solo hace falta comprar una entrada para asistir. Las colas, luces y sonidos a todo volumen son similares a los eventos en occidente. Las grandes compañías chinas (Tencent, NetEase) y algunas occidentales que buscan conquistar el mercado chino (EA, Ubisoft, PlayStation, Microsoft) tienen espacios mostrando sus principales novedades.

IMG_20160729_103046_HDR

Quizás la diferencia más saltante con respecto a los eventos en occidente es que mientras que en E3 y en Gamescom la presencia de las booth girls ha sido reducida casi al mínimo, y aquellas empresas que las mantienen son miradas con desaprobación, en China Joy, las booth girls son necesarias en cualquier stand. Incluso en el stand de Fifa, modelos rusas y chinas vestían camisetas argentinas y tenían el espacio central, muy lejos de las pantallas del juego. A pesar que el gobierno había dicho que multaría a las empresas que tengan booth girls en el evento, las empresas decidieron pagar la multa y mantenerlas. Esta es una de las muestras de como China (o Asia en general) y occidente piensan distinto sobre el rol y el perfil de los jugadores en cada región, y el reflejo de que llegar a un punto medio aún tomará bastante tiempo.

IMG_20160729_112316_HDR

El calor durante julio en Shanghai es casi insoportable. Con temperaturas que superaban los 40 grados, los pabellones servían también de refugio frente al calor. El refugio, para la ola de juegos comerciales estaba en otro evento, en Indie Play.

La zona indie de China Joy era muy pequeña. Microsoft y PlayStation habían dado ciertos monitores para los desarrolladores independientes chinos, y eso era todo. Sin embargo, Indie Play, el mayor evento indie en China, se llevaba a cabo desde este sábado, a una media hora del centro de convenciones. Allí, 40 juegos estaban siendo exhibidos al mismo tiempo que indies locales y extranjeros como Rami Ismail (Vlambeer) y Patryk Grzeszczuk (11 bit studio) daban charlas. Y por la noche, Akira Yamaoka dio un concierto para cerrar el día.

Algunos de los juegos presentados fueron Candleman, un juego de plataformas en 3D inspirado en Super Mario 64 en el que debemos alumbrar otras velas mientras caminamos en la oscuridad; Recode: Hardcore, un juego local multiplayer en el que peleamos con robots que tienen distintas habilidades. Y Luna, un juego de aventura dibujado a mano.

IMG_20160730_110801_HDR

China Joy es sin duda la muestra de cómo China se ha convertido en el mayor mercado de juegos móviles del mundo, y de cómo empresas chinas se están mostrando como las más sólidas en la industria. Sin embargo, es la escena indie la que muestra el potencial de China para revolucionar la industria en los próximos años.