Hace unas semanas salió uno de los juegos más esperados de los últimos meses: Super Mario Odyssey. ¿Es el gran hit de Nintendo para estas navidades?

marioodyssey-1280-1497373316757_1280w

Desde el lanzamiento del Nintendo Switch a inicios de año, muchos se preguntaban si la consola sería exitosa. Si bien tuvo excelentes ventas, en gran parte por el lanzamiento de Breath of the Wild, muchos usuarios aún esperaban mejores y más variados títulos para la consola. Tras lanzamientos como Mario Rabbids y Mario Kart, además de la gran cantidad de juegos independientes para la consola, el Switch se convirtió en la consola del momento. El lanzamiento de Super Mario Odyssey ha terminado por consolidar esta tendencia.

217628_screenshot_12_l

Super Mario Odyssey es la nueva aventura de Mario en un mundo “abierto”. Y lo pongo entre comillas porque si bien tendremos mucha libertad, esta estará restringida por mundos en el que podremos decidir qué objetivo queremos resolver primero.

La historia es similar a la de anteriores juegos. Nuevamente tendremos que rescatar a la princesa Peach que ha sido raptada por Bowser, quien está planeando una boda con ella y que además visitará varios lugares para hacerse con objetos como el anillo de bodas o el arreglo floral. Mario tendrá que visitar esos planetas y luchar contra distintos enemigos hasta rescatar a la princesa del malvado Bowser.

Las principales innovaciones en el juego vienen del lado de los controles. Esta vez podremos usar a Cappy, la gorra mágica que usará Mario a lo largo de la aventura y que nos permitirá poseer distintos enemigos y hacernos con sus habilidades para resolver acertijos. Así, podremos convertirnos en una rana para saltar grandes distancias, o incluso en un tiranosaurio Rex que destruye todo a su paso. Cada nuevo enemigo crea nuevas mecánicas que los diseñadores de niveles han utilizado para ofrecernos experiencias frescas cada diez minutos.

Otra novedad es la excelente movilidad que tiene Mario en el juego. Con tan solo tres botones podremos hacer más de una decena de movimientos y conectarlos a nuestro gusto, creando un arsenal bastante surtido de movimientos para los jugadores más experimentados.

Similar a lo que pasaba en Super Mario 64, iremos recolectando elementos en cada mundo. Si bien para la campaña inicial no es necesario conseguir todas estas “lunas”, una vez terminada la aventura principal podremos regresar y conseguirlas todas, añadiendo más tiempo de juego al título.

Y más allá de los excelentes controles y gráficos, este juego es una joya por ofrecernos el mismo ADN de los anteriores juegos de Mario en un juego que se siente fresco y moderno. Que ha aprendido de las virtudes de otros juegos y que no teme tratar cosas nuevas. Es un excelente punto de partida para los más jóvenes y para los más viejos, ciertos niveles nos producirán nostalgia.

Switch_SMO_ND0913_SCRN22_copy

Super Mario Odyssey es uno de los mejores juegos de Mario hasta la fecha y también uno de los mejores juegos en el Switch actualmente. Es, además, una razón más que justificada para comprar la consola si aún no la tienen. Quizás es el juego más recomendado del año.