Este fin de semana jugué Bang, un juego de mesa que me llamó la atención por su simpleza y la interacción que genera en los jugadores. Seguir leyendo...