El US power metal de los 80 fue una gigantesca caldera de agresividad, heavy metal y talento inagotable que desbordó todos los canales de difusión vigentes a comienzos de esa década. Una banda que llevó a cabo una de las mejores performances metálicas fue Obsession. Esta es una pequeña nota en honor a esa gran y poco conocida gloria de nuestra historia. Obsession se formó en 1982 como parte del movimiento de heavy metal estadounidense que sacudió el país tras el enorme impacto de la NWOBHM al lado de bandas como Savage Grace, Savatage, Axekiller, Lizzy Borden y muchas otras más. La calidad promedio de esta primera escena estadounidense era muy grande y por ende era difícil poder sobrevivir, muchas solo llegaron a grabar uno o dos discos. Obsession nos dejó de esa época un Ep (también editado como Split con Axekiller) y 2 álbumes de gran factura: Scarried for Life (1986) y Methods of Madness(1987).
El Ep, llamado Marshall Law, se encuadra en un estilo cercano al hard rock and roll aun no tan heavymetálico como llegaría a serlo. Pero muestra un gran trabajo en la sección melódica a cargo entonces de Mat Karagus al bajo y Jay Mezias en la batería. Pero la banda se hizo conocida desde el principio por la espectacular voz de Mike Vescera, un inicial émulo de Halford, que luego iría aportando matices más personales a su interpretación. Pasaron unos años hasta la llegada de Scarried for life, un disco en el que la influencia de Judas Priest es notable pero con un ritmo acelerado y grandes riffs de guitarras propios de la onda speed metal que entonces influía en todos los ámbitos (en aquellos años la velocidad era un reto para las bandas), aunque con algunos problemas en las estructuras de las canciones que suenan mucho a lo mismo de entonces, demasiado simplistas. Al poco tiempo se editaría el Methods of madness y aquí estamos frente a uno de los momentos estelares del heavy metal de los 80. No creo que ni Savatage o Armored Saint hayan labrado un disco tan completo y redondo en esa época. La voz del prodigioso Vescera se torna violenta como casi nunca volvería a serlo. Sin embargo, aunque la crítica entonces los alabó, sobrevivieron poco tiempo a su segundo larga duración y para 1989 estaban ya separados. El notable Vescera se uniría a los japoneses Loudness y sacaría un par de discos muy buenos, y luego cantaría para Malmsteen, pero el exceso de protagonismo del sueco impidió que brillara con todo su poder. En 1997 comenzó una andadura solista con el acrónimo MVP (Michael Vescera Project) que daría un fruto hermosos como Windows de ese año un disco que se debate entre el heavy metal del Scarride for life y el hard rock estadounidense de más alta factura a lo Badlands. Indiferente completamente a los 90, editó de lo mejor de la historia del metal melódico en esos años. Luego llegaría Animation y The altar, con igual calidad (en el ínterin se unió a Dr. Sin, gran banda y grabó el mejor disco de Roland Grapow, Khaleidoscope). Hacia 2004 empezó a pisar un terreno más cercano al progresivo y cambió el nombre de su proyecto solista a simplemente Michael Vescera.

Pero supongo que Obsession era una suerte de obsesión en su vida; algo que debía seguir existiendo para expresar la auténtica rabia del metal y en 2006 la banda volvió; en realidad era Vescera con el baterista original, Jay Mezias y la alineación de su banda solista (en esa época también tocaba Stet Howland con él). Grabaron un disco que hacía honor a su trabajo clásico, el Carnival of Lies, un disco que se puede comparar con lo último de Helstar, pues deja de lado todo vestigio de hard rock para adentrarse en las venas profundas y abiertas del heavy metal más tradicional y reaccionario. En 2008 Obsession editó un buen álbum , homónimo de la banda, solo para Japón, que está más vinculado con el hard rock del proyecto de Vescera que con el sonido más acerado de los Obsession, pero es de muy buena calidad. Ese año se reeditó todo el trabajo previo de la banda y se puso a disposición de los nuevos fans. Notable.
Ahora se está trabajando sobre un nuevo álbum que quizás salga para noviembre de este año; se llamaría Order of chaos (curioso que se llame como el último de Helstar). De verdad espero que sea así porque gente como esta es la que mantiene la flama original encendida y en alto. Son la luz en la oscuridad actual y nos hacen pensar siempre en quienes somos realmente. Así que oído a los Obsession, que siguen dando batalla.

Acá un track de audio de youtube, oigan el tema y sientan el poder del metal de siempre

Acá un videoclip de la época, creo que fue el único. Es un tema un poco más comercial pero es del mismo Methods of Madness; a ver si no les late a gran velocidad el corazón al verlo.

Época actual, siguen con una gran calidad