La banda Napalm Death ha publicado un interesante documental sobre su álbum debut Scum de 1987. Un trabajo por demás importante en la historia de la música extrema y primer hito en larga duración del grindcore. El disco en la época de su publicación rompió esquemas y su importancia solo se ha acrecentado en el tiempo.

Quizás después de verlo algunos comiencen a entender que estos géneros extremos no son ruido ni bulla ni sinsentidos. El baile del caballo y otras pachotadas sí son ruido en el verdadero sentido de la palabra. Simplemente no toda la música tiene que ser melódicamente discernible, vamos, ni siquiera tiene que ser tonal.